La otra pista del escándalo de Pamplona que toca a la Contraloría de Norte

La otra pista del escándalo de Pamplona que toca a la Contraloría de Norte
 

Luego de varios meses desaparecido del mapa de poder de Norte de Santander por su vinculación a la investigación del escándalo que hoy tiene preso al Alcalde de Pamplona, reapareció el controvertido exsubcontralor departamental, Vidal Pitta Correa.

Lo hizo tras bambalinas como la cabeza de V&tral1708, una empresa que ayer dictó un taller de seguridad vial que por varias semanas anunciaron la Cámara de Comercio de Cúcuta y la Secretaría de Tránsito del departamento.

Aunque en principio eso no tiene nada de raro porque Pitta Correa renunció a su cargo (llegó a él como cuota del senador Édgar Díaz) hace varios meses justamente para defenderse, lo llamativo es que La Silla encontró que la empresa con la que reapareció está estrechamente ligada a la Corporación Vida y Progreso, que fue la que ejecutó el contrato de Pamplona que hoy lo tiene en el ojo del huracán.

La historia de V&tral se remonta a octubre de 2016. 

En ese entonces, siendo subcontralor del departamento, Vidal Pitta Correa creó junto a su papá esa empresa con el fin de organizar eventos artísticos y comercializar tecnología. 

Desde ese entonces V&tral no ha tenido mucha figuración, pero desde sus inicios ha estado vinculada a la corporación del escándalo de Pamplona.

Por ejemplo, su debut en noviembre de 2016 (a pocas semanas de constituida) fue para organizarle un concierto de recaudación de fondos.

Según la publicidad que fue colgada en redes sociales, la plata iría a beneficiar los programas de adultos mayores de esa corporación, que para ese momento vivía una bonanza sin precedentes en su historia.

Como contó La Silla en esta investigación, desde que Pitta se convirtió en subcontralor, Vida y Progreso empezó a contratar en varios municipios de Norte la ejecución de recursos que iban para cosas tan diversas, como el seguimiento a los planes de desarrollo y  atención a víctimas y población vulnerable.

Al tiempo, esa corporación empezó a ser conocida en los círculos de poder de Norte como una herramienta para presionar alcaldes a cambio de quitarles hallazgos fiscales en la Contraloría.

“Se les entregaba el contrato o empezaba el proceso fiscal”, contó a La Silla en ese momento una fuente que dijo saberlo porque le había pasado, pero que no nos entregó pruebas.

Desde entonces, Pitta se ha mantenido en que esas afirmaciones no son ciertas, así como en que no tiene relación alguna con Vida y Progreso. 

Pero más allá de eso, La Silla encontró que por lo menos su empresa V&tral también tiene en común con esa corporación que comercializa SigApp, una aplicación que pese a ser gratuita, han arrendado a la corporación el Instituto Financiero de Norte, el hospital local de Los Patios, y la Universidad Francisco de Paula Santander.

Además, encontramos que V&tral y Vida y Progreso han coincidido incluso en procesos de contratación y que la primera solo ha aparecido para hacer observaciones a procesos en los que al final solo se presenta la segunda.

Según lo que explicaron a La Silla tanto en la Cámara de Comercio de Cúcuta como en la Secretaría de Tránsito de la Gobernación de Norte, el evento de ayer de las vías fue propuesto por la empresa del exsubcontralor y no cobró nada por hacerlo. 

Sin embargo, la exposición sí le sirvió para que se abrieran más preguntas en torno a su relación con la fundación que creció como nunca antes cuando fue subcontralor y que tiene preso al Alcalde de uno de los municipios más importantes de Norte por plata que no se ejecutó para víctimas del conflicto.
 

    Periodista prueba

    Powered by