El controvertido contratista que se vende de alternativo en Arauca

El controvertido contratista que se vende de alternativo en Arauca

Oscar Evelio Durán Rodríguez, uno de los contratistas más poderosos de Arauca, empezó a sonar como el más opcionado para llegar a la Alcaldía de la capital. Aunque en ese departamento es conocido por respaldar campañas políticas tradicionales y su disparada en la contratación ha estado metida en varios ruidos, está moviendo su nombre como el de un político alternativo que está en contra de la clase política que ha mandado históricamente en la región.

La crecida

Óscar Durán nació en Socorro, Santander. Llegó a Arauca cuando era un adolescente en la década de los 90.

Allí empezó a vivir con su tío, Orlando Rodríguez Quijano, un comerciante dueño de la Droguería Vida, quien contrataba el suministro de medicamentos con algunos hospitales de la región.  

“Él empezó como mensajero de la droguería del tío”, nos dijo uno de los tres políticos que conocen su historia.

Cuando tenía aproximadamente 20 años, según nos relató su propio tío, Durán se independizó de él y creó su propia farmacia a la que llamó Droguería Real, razón por la cual es conocido en Arauca como Óscar Real.

Al tiempo forjó una trayectoria similar a la de su tío y se abrió camino en la contratación pública.

Aunque cuatro fuentes nos dijeron que fue gracias a las relaciones que tenía Orlando Rodríguez, quien, además de contratista,  llegó a ser candidato a la Alcaldía por la ASI en 2007 (pero se quemó con 1.302 votos), la versión de su tío es que ese crecimiento lo obtuvo Durán por cuenta propia.

Además, hay otra versión que nos contaron dos fuentes, que tiene que ver con que su despegue se da porque apoyó a Julio Acosta Bernal a la Gobernación en 2003, quien  actualmente está preso y según varios medios condenado a seis años por corrupción

Sobre ese respaldo no obtuvimos pruebas; sin embargo, los registros de contratación más antiguos que encontramos sí datan de ese periodo.  

En 2007 Durán ejecutó al menos 6 contratos que sumados llegaron a los $1.618 millones, para el suministro de medicamentos, insumos de laboratorio, material quirúrgico y realizó la implementación de un programa de salud familiar para población indígena en todo el departamento.

Desde entonces, según nos contaron tres políticos por aparte, Durán pasó de ser el dueño de una droguería promedio en Arauca a ser conocido como uno de los contratistas amigos de Acosta Bernal, y a uno de los eslabones dentro de las campañas de ese grupo político.

El ascenso

La alineada con Acosta solo duró hasta 2011.

Ese año, Durán decidió cambiarse de bando y respaldó la aspiración de Facundo Castillo, quien aunque venía de las toldas de Acosta lo desobedeció en esa campaña y decidió lanzarse por cuenta propia a la Gobernación.

La relación de Durán con Castillo estaba en que el segundo venía de ser el director del Hospital de San Vicente de Arauca (de 2004 a 2010), donde el primero era contratista.

Tras el triunfo de Castillo, el poder de Durán creció.

La Silla revisó la contratación que ejecutó durante ese periodo y no sólo siguió siendo uno de los principales proveedores de insumos en los hospitales de Arauca; sino que también amplió su rango de acción.

Por ejemplo, empezó a figurar como contratista de la Gobernación en obras de infraestructura vial, dotación de mobiliario escolar y hasta mejoramiento de zonas verdes.

Según los registros del Secop, son 31 contratos que suman 60.257 millones.  De esos encontramos tres adiciones por 4.817 millones.

Lo particular es que el grueso de esa contratación apareció a partir de 2013, el mismo año en el que fueron matriculadas en la Cámara de Comercio tres empresas en las que aparece Real o su familia.

  •  IPS Real Arauca, representada por él. Se matriculó en octubre de 2013.
  •  Oxígenos del Llano, representada por su esposa Yohana Ostos Cisneros. Se matriculó en marzo de 2013.
  •  Fundación para el Desarrollo de Arauca, Fundear, en la que ambos figuran en la junta directiva. Se matriculó en abril de 2013.

Encima hay otra empresa farmacéutica en la que no aparece directamente Durán, pero sí tiene varios vasos comunicantes con él.

Se trata de Alianza Tecnomedical SAS, que fue creada en 2012, el primer año de mandato de Castillo, y que ejecutó 12 contratos por $1.259 millones durante su periodo.

Esa empresa, es representada legalmente por Javier Santander Gallardo, quien según dos políticos de la región, es amigo personal de Durán. Santander también hace parte de la junta directiva de Fundear, y  el representante legal suplente de Alianza Tecnomedical es Fernando Valderrama Castellanos, cuñado de Durán.

Las cuatro empresas tienen en común, que fueron las únicas oferentes en todos los contratos que ejecutaron. Es decir, no tuvieron competencia durante el proceso.

La racha le duró al ahora precandidato a la Alcaldía, hasta los últimos días de su aliado en la Gobernación.

El 28 de diciembre de 2015, a tres días de que terminara el periodo de Castillo, Durán recibió uno de los supercontratos que se adjudicaron en Arauca.

Ese día el Hospital San Vicente de Arauca le concesionó a Oxígenos del Llano el suministro de oxígeno por 20 años, a cambio de la reubicación y ampliación de la unidad de cuidados críticos del hospital.  En ese proceso, que fue una invitación pública, la empresa de Durán también fue la única oferta.

Su cara política

Que Óscar Durán quería debutar en política no era algo desconocido en los círculos de poder de Arauca.

El rumor empezó a correr desde que pasaron las elecciones de 2015.

“Por eso es que está tan fuerte. Tiene la plata (para la campaña) y lleva tres años haciéndose sonar”, nos dijo un precandidato a la Gobernación que prefirió no ser citado. Una versión similar nos dieron otros tres políticos de la región.

De la precampaña hay evidencia.

Desde 2016, Durán está promoviendo eventos de juntas de acción comunal y regalando juguetes a los niños en Navidad, y desde 2017 abrió una página oficial en Facebook, en la que empezó a promocionarse como un potencial candidato.

Aunque en ese entonces corrió la versión de que sería la llave de Facundo Castillo, quien en ese entonces se movía entre ir a la Cámara o repetir la Gobernación (en lo primero se quemó y lo segundo lo está considerando), desde las legislativas se distanciaron.  

La razón, según nos dijeron un político y un periodista, estaría en que tuvieron diferencias por negocios que tenían en común. Sin embargo, esa versión no pudimos contrastarla.

Más allá del detonante, lo que quedó claro fue que esa ruptura no aplazó las aspiraciones políticas de Durán, que hace dos semanas inició su campaña formalmente y recogiendo firmas por un movimiento al que llamó Arauca es Real.

Su discurso está cimentado en que es un empresario que quiere derrotar la clase política tradicional y la corrupción.

Sin embargo, cuatro políticos de la región nos dijeron que la tendrá cuesta arriba para mantener esa imagen en la campaña.

Eso no solo porque toda su vida ha trabajado junto a políticos cuestionados, sino porque ha tenido sus propios ruidos que van más allá de la forma en la que se ganó los contratos.

En las elecciones de 2015, por ejemplo, El Tiempo publicó que la Fiscalía estaba investigando al entonces candidato y actual alcalde Benjamín Socadagui, por ayudar a que la contratación de la salud se direccionara a contratistas cercanos al ELN. Cuando rastrearon los procesos supuestamente viciados encontraron que eran los que había ganado Durán.

Además, Durán tiene apariciones recientes con políticos que representan las prácticas tradicionales que él dice que combatirá.

En las elecciones legislativas del año pasado, Durán le hizo campaña de frente al senador de Cambio Radical Carlos Fernando Motoa, quien siempre ha sido el candidato de la casa política de Acosta Bernal en Arauca.

Eso último en particular podría restarle a Durán en la campaña, porque aunque aún no está claro que Acosta vaya a respaldar su candidatura, en Arauca sí lo ven como de esa casa y la imagen del condenado exgobernador está desgastada.

Habrá que ver si Durán termina su campaña fiel a su discurso “sin repartir tejas”, como dijo en un video que publicó en sus redes; o si cede y en el camino se encuentra de frente con sus viejos aliados.

    Periodista prueba

    Powered by