Lizcano y los verdes, aliados en Caldas

Lizcano y los verdes, aliados en Caldas

Luego de que la Coalición Colombia se reventara en Caldas por la encuesta entre alternativos que fracasó, la Alianza Verde está buscando otros caminos para llegar al poder. El que tiene despejado lo conduce al equipo político del exsenador Mauricio Lizcano, barón electoral en ese departamento.

La bisagra que los une es Luis Carlos Velásquez, el candidato por firmas a la Gobernación que desde el inicio de su campaña está recorriendo el departamento con la compañía de Lizcano y de su estructura política, como contó La Silla Paisa.

A Velásquez ya lo está apoyando buena parte de los verdes en Caldas y varios de sus directivos departamentales le pidieron al comité de avales en Bogotá que lo escojan como su ficha. Según nos dijo el aspirante por firmas, ya conversó con senadores como Antonio Sanguino y Angélica Lozano sobre esa posibilidad.

Aunque Sanguino asegura que sería un acuerdo con el candidato y no con Lizcano, los lizcanistas están entusiasmados con la idea pues desde que arrancó la precampaña su plan ha sido tener un candidato a la Gobernación fuerte que vaya en llave con un alternativo para la Alcaldía. 

El alternativo que más les suena para eso es el concejal verde Carlos Mario Marín, del equipo de la exsenadora y candidata a la Alcaldía de Bogotá, Claudia López. Marín muy posiblemente va a ganar el aval este lunes, con el resultado de la encuesta que hizo con el otro precandidato, el excandidato a la Cámara Alexander Rodríguez.

Si Marín y Velásquez consiguen el sello verde estarían más cerca de ir en llave. Algo que, además de ser llamativo porque la bandera de Claudia y los verdes en general es no juntarse con políticos tradicionales, rompería más las relaciones de ese partido con los demás alternativos y especialmente con el Polo Democrático, que no quiere acercarse al equipo político de Lizcano.

El objetivo que los une: vencer al uribismo y al senador Mario Castaño

La idea de Mauricio Lizcano, quien hace cuatro años fue el aliado del gobernador Guido Echeverri con los conservadores, es mantener la Gobernación con esa misma coalición. 

Por eso, en marzo consolidó su apuesta cuando presentó en una asamblea de La U a Luis Carlos Velásquez, un caldense de 33 años que viene del sector privado y que, aunque ya registró sus firmas, tiene el respaldo de toda la estructura lizcanista en el departamento.  

“Mauricio tiene un desgaste político grande en Caldas, eso no es un secreto, y había que buscar un candidato con características como las de Velásquez, con un discurso renovado, y él aceptó nuestro apoyo”, nos dijo un directivo de La U muy cercano a Lizcano que nos pidió no citarlo. 

Justamente por ese perfil de su candidato, La U quiere armar llave con los alternativos, como nos confirmaron por aparte dos directivos nacionales del Partido cercanos a Lizcano.

Esa tarea la emprendió desde enero el diputado Juan Sebastián Gómez, quien si bien es de la casi extinta línea del excongresista y magistrado del CNE Hernán Penagos, tuvo la aprobación de Lizcano para tratar de juntar a todos los alternativos en torno a un solo nombre que hasta ahora no existe.

Aunque Gómez viene de un partido tradicional, es bien recibido en el Verde y el Polo porque “siempre ha estado cercano en todos los procesos nuestros, como la consulta anticorrupción, la defensa de la educación y de las cuencas de los ríos”, nos dijo el candidato polista a la Alcaldía, Andrés Felipe Betancourth. 

A él se suma el propio candidato Velásquez. No el exsenador porque, según nos aseguró una de nuestras fuentes lizcanistas, “Lizcano sabe que debe hacerse a un lado porque espanta a los alternativos”.

Velásquez le dijo a La Silla que le mandó su hoja de vida al Verde y al Mais, que ha tenido conversaciones por teléfono con los directivos nacionales y que ha recibido llamadas de la dirección nacional verde para hacerle un cuestionario como candidato. 

De hecho, hay militantes de la Alianza Verde que lo apoyan desde que se lanzó, como nos dijo uno de los directivos departamentales y candidato a la Asamblea, Brayan David Salazar: “finalmente se fue por firmas pero muchos de nosotros ya estamos trabajando con él en los municipios”.

Toda esa estrategia busca competirle a la alianza liberal-uribista que lidera el senador rojo, Mario Castaño, y tiene de candidatos al delfín uribista Camilo Gaviria para la Gobernación, y al exgerente de Aguas de Manizales, Jorge Hernán Mesa, para la Alcaldía.

Esa alianza es poderosa porque mueve los votos de opinión de los seguidores de Álvaro Uribe, quien es fuerte en el departamento, más las maquinarias del barón Castaño. 

Por ahora, esa alianza se enfrenta a una estrategia lizcanista que para la Gobernación va viento en popa, pero falta definir lo que va a pasar con Manizales, donde los alternativos, desde el triunfo de Sergio Fajardo en la primera vuelta presidencial, llevan la batuta.

Los de Lizcano se quieren pintar de Verde

Este lunes se darán a conocer los resultados de la encuesta que querían hacer entre todos los candidatos alternativos pero resultó siendo solo para los dos verdes: el concejal Carlos Mario Marín y el excandidato a la Cámara Alexander Rodriguez. 

Es muy probable que el ganador sea Marín porque tiene más reconocimiento, por los cuatro años que lleva en el Concejo, y por eso en la dirección nacional lo sienten como el más fuerte, según nos dijo el senador Antonio Sanguino.

Según el directorista verde Brayan David Salazar, la idea sería que Marín trabaje en llave con Velásquez. 

“Sería un acuerdo con el candidato Velásquez y no con el partido de La U, que es muy diferente. La U es uno de los sectores que apoya a Velázquez, pero no estaríamos haciendo ninguna alianza con ellos” le aseguró a La Silla el senador Sanguino. 

Sin embargo, eso significaría también que La U pueda apoyar al candidato verde, lo que sería una ganancia para ambas partes.

Para el Verde porque “los de La U tienen estructura, tienen unos equipos grandes de trabajo que hacen más fácil una campaña y pueden dar a conocer al candidato”, nos dijo el director departamental del Partido, Jorge Eduardo Arbelaez. 

Para los lizcanistas porque tendrían un candidato a la Alcaldía que impulse más a Velásquez para la Gobernación, según una de las fuentes locales de ese grupo que consultamos.

Además, en los corredores políticos se empezó a mencionar de una reunión entre el precandidato Marín y el director del partido, Aurelio Iragorri. Sobre eso, el concejal Marín nos dijo que no fue una reunión sino que “Yo iba en mi bicicleta por la calle y él paró a saludarme. Me preguntó cómo iba mi campaña a la Alcaldía y le respondí. Una corta conversación de 3 minutos”.

Sobre Velásquez, el aspirante Marín nos confirmó que dirigentes locales y nacionales verdes han conversado con él. Explicó que “tenemos más puntos de encuentro que en contra. Haré lo que me ordene el partido desde su alta dirigencia”.

En todo caso, esa eventual alianza entre el verde y la ficha de Lizcano está terminando de fracturar las relaciones de los primeros con el Polo Democrático. Según el candidato del Polo a la Alcaldía, Andrés Felipe  Betancourth, desde que todos se le midieron a la encuesta menos Marín, la relación está deteriorada. 

“Sabemos que Luis Carlos Velásquez recogió sus firmas, pero también que aparece al lado de Mauricio Lizcano en todos los eventos públicos de él. Para nosotros la coalición uribista liberal significa lo mismo que las coaliciones donde esté Lizcano”, aseguró el candidato amarillo.  

Con este panorama, en Caldas la Alianza Verde parece que terminará aliada no con los alternativos de la Coalición Colombia, sino con el candidato de uno de los políticos tradicionales más fuertes y visibles del departamento.

    Periodista prueba

      Historias relacionadas

      Continúa Leyendo


    Powered by