El uribismo está a punto de ‘Chontizarse’ en Cali

El uribismo está a punto de ‘Chontizarse’ en Cali

El concejal caleño Roberto Rodríguez, candidato del uribismo a la Alcaldía, fijó para el 27 de junio el plazo para definir si inscribe su aspiración para las regionales. La razón, según le dijo a La Silla Pacífico, es que está haciendo campaña sin el apoyo de las bases y políticos del Centro Democrático.

“Estoy solo pero contento. Mi Partido ha estado distante en este proceso inicialmente. Espero que cuando vean que los indicadores se están moviendo me animen, pero hoy debo decir que me siento un poco solo”, nos dijo.

”Estoy solo pero contento”

Roberto Rodríguez, candidato CD

Y es que en el Centro Democrático todo parece indicar que su candidato al final de cuentas no será el concejal Rodríguez, quien fue confirmado en marzo pasado, sino que lo despacharían para apoyar a Roberto ‘el Chontico’ Ortíz, empresario del chance y excandidato a la Alcaldía liberal que va por firmas.

Las despachadas en el uribismo, en donde impulsan en principio a un candidato y después Álvaro Uribe señala a otro, no son nuevas.

Así ocurrió en las presidenciales de 2014 con Pacho Santos; en las regionales de 2015 con la exsenadora Liliana Rendón para la Gobernación de Antioquia; y más recientemente en la precampaña presidencial cuando Uribe dio al guiño a Iván Duque por encima de Óscar Iván Zuluaga.

En el caso de Cali el camino se estaría pavimentando para una nueva despachada, por varias razones.

”El Chontico gusta (en el partido)”

Jhon Harold Suárez, senador CD

Primero porque su candidato no está creciendo en las encuestas: quedó de cuarto en la última medición de Invamer para Semana con un 4.3 por ciento detrás del Chontico (34.1), el exalcalde Jorge Iván Ospina (33.4) y el fajardista Alejandro Eder (6.8), y eso haría que el uribismo buscara un plan B.

“Si las realidades políticas nos muestran otra cosa más adelante, no vamos a desconocer esas realidades. Lo que esperamos es que Roberto Rodríguez detone”, nos dijo el senador Gabriel Velasco, quien es el encargado de la estrategia electoral del uribismo para Valle y Nariño.

”No vamos desconocer realidades políticas”

Gabriel Velasco, senador CD

Segundo porque el Chontico ya se ha medido para la Alcaldía y tendría en principio más votos que Rodríguez: en 2015 quedó de segundo detrás de Maurice Armitage con 176 mil votos.

Tercero porque es cercano a las causas uribistas: en 2014 apoyó a Zuluaga y el año pasado a Duque, y por eso a finales del año pasado sonó como aspirante uribista y en marzo pidió que el uribismo lo acompañara. Además es cercano a Uribe, amigo de años del embajador Angelino Garzón y de la directora del DPS Susana Correa, exjefe uribista de la región, cuyos aliados locales ya estarían con él.

“La verdad es que el Chontico cae bien, no disgusta. Pero hasta que no haya una decisión real, o que el partido le diga que renuncie, tenemos que estar con Rodríguez”, nos dijo a su turno, el senador valluno John Harold Suárez, del grupo de Correa.

 

A su turno, el interés del uribismo de pelear la Alcaldía de Cali -principal centro electoral de la región- viene por dos vías.

Una es la orden de Álvaro Uribe a sus aliados en Valle: hacer todo lo posible para que no gane Ospina, a quien también apoyan los petristas.

“El partido se va a ir con el candidato que le gane a Jorge Iván Ospina, porque para nosotros sería un desastre que el petrismo llegue a la Alcaldía”, nos dijo el congresista Christian Garcés.

Otra es la crecida uribista en la región, pese a que la capital valluna tiene votación más de opinión y de izquierda: en las legislativas los congresistas Gabriel Velasco y Garcés obtuvieron casi el 60 por ciento de sus votos en la capital y Duque fue segundo con 352 mil votos.

Con base en esos antecedentes, la idea inicial del uribismo era conformar una alianza con Rodríguez y otros candidatos de su coalición gobiernista: el candidato de los cristianos, Danis Rentería; los tres precandidatos conservadores; y el concejal y precandidato vargasllerista Diego Sardi.

Pero, a un mes largo de las inscripciones de las candidaturas, el camino se iría decantando por el Chontico. 

Con aval pero sin bases

Roberto Rodríguez es el único cabildante uribista en Cali y se quejó públicamente de la soledad de su campaña un día después de la publicación de la encuesta Invamer, mismo día en que la dirección uribista del Valle reiteró que lo apoyará en la candidatura.

“Cuando todos deberían estar acompañándome, no lo están haciendo. Hay militantes con carnet, personas afines al partido o aquellos que aspiran a tener aval todos con Roberto Ortíz”, nos dijo el candidato.

Y es que figuras relativamente conocidas en el Cali político uribista comenzaron a aparecer en las últimas semanas con el Chontico en campaña, como la excandidata a la Cámara y tuitera del partido, Natalia Bedoya.

“Es normal, sobre esa posibilidad de coalición, que las bases se muevan con uno u otro candidato. Muchas de las bases se sienten identificadas con el Chontico por su apoyo de años al uribismo, pero siempre dentro del marco de la coalición”, nos dijo la exaspirante.

No sería la única. Según un político uribista de Cali que dijo saberlo de primera mano porque la escuchó, Susana Correa habría dicho en espacios privados que preferiría que su partido apoyara a Chontico sobre Rodríguez.

Esa misma fuente nos dijo que aliados de Susana estarían asistiendo a reuniones con el empresario del chance, específicamente nos señaló al diputado Julio César García y a Diana Támara, exasesora de la UTL de Correa y precandidata al Concejo.

”Estamos revisando quejas de militantes en otras campañas”

César Castrillón, veedor CD

El Diputado nos negó dichas cercanías.

“Tal vez es apresurado adelantarnos a buscar otro candidato, ya es importante que al menos Rodríguez arranque a marcar en las encuestas”, nos dijo el Diputado.

Según nos confirmó Cesar Castrillón, veedor del Centro Democrático en Valle, al partido ya llegaron quejas por estos hechos.

“Estamos revisando, creemos que es simplemente que la gente no entiende lo que es la doble militancia”, nos dijo.  

A su turno, de la campaña de Ortíz nos dijeron que no han tenido reuniones con militantes ni políticos uribistas.

Incluso ante los ruidos de que el Chontico estaría con el uribismo, tuvo que enviar un mensaje por chat a los líderes que le recogen firmas y aseguran votos reiterando que su aspiración era “independiente”.

Por ahora, según nos dijo Rodríguez, Uribe le ha dicho en espacios públicos y privados que debe seguir en carrera porque es la única representación uribista en la capital del Pacífico.

Si lo de la Alcaldía no estalla, volverá a lanzarse al Concejo, con la probabilidad de que en octubre tenga que hacerle campaña a un aspirante que no tiene carnet de su partido.

    Periodista prueba

    Powered by