Esto fue lo que se perdió en vacaciones en el Pacífico

Esto fue lo que se perdió en vacaciones en el Pacífico

Para quienes se tomaron un descanso en fin de año, estas son las noticias más importantes del arranque del 2019:

1

‘El Comandante Gringo’, nuevo jefe del grupo del abatido Guacho

Carlos Arturo Landázuri Cortés, alias ‘El Comandante Gringo’ o ‘Fabián’ fue señalado por las autoridades como el nuevo objetivo de alto valor del Frente Oliver Sinisterra (FOS), tras la caída de Walter Arizala, alias ‘Guacho’, a finales del año pasado.

El nuevo líder, según reportes de inteligencia divulgados por medios, fue miembro de la Columna Móvil Daniel Aldana de las Farc cuando estaban en armas. Incluso la Policía dice que Landázuri no se considera un disidente sino un guerrillero no desmovilizado.

Al igual que Guacho, estuvo en la zona de concentración de Nariño. Habría nacido en Pasto y bajo el mando del hoy abatido disidente ecuatoriano era el que manejaba las disidencias en Alto Mira y Frontera, en Tumaco, donde presionaría a campesinos a mantener el cultivo de coca.

Tiene una circular roja de la Interpol, toda vez que es señalado de haber sido el que planeó varios atentados tanto en Ecuador como en Colombia contra la fuerza pública y el asesinato de dos comerciantes ecuatorianos secuestrados en julio del año pasado.

Su ‘graduación’ como el nuevo líder del FOS muestra que en esta disidencia los liderazgos también son reemplazables, como ya había pasado con las Guerrillas Unidas del Pacífico (GUP), la otra disidencia fuerte en Tumaco, enemiga del FOS, que ha tenido tres jefes en sus más de dos años de existencia.

Así mismo que estos grupos son comandados por personas particularmente jóvenes: según la Policía, ‘El Gringo’ tiene 24 años; Guacho fue abatido cuando tenía 29. En las GUP, su primer líder, alias ‘Don Y’ tenía alrededor de 26 años; su hermano y siguiente líder, alias David tenía 28 cuando fue abatido en septiembre y hoy su nuevo líder alias Borojó, tendría 25 años.

Falta por ver si este nuevo liderazgo repotencia al FOS en el puerto, donde venía perdiendo terreno ante las GUP en las áreas rurales y urbanas.

 
2

Trágico inicio de año para líderes sociales en el Pacífico

Ni bien estaba arrancando el 2019 cuando ya eran reportados asesinatos de líderes sociales y comunales en varias regiones del país, siendo el Pacífico la región más afectada por estos crímenes, como ya ha venido ocurriendo desde la firma del Acuerdo con las Farc.

En todos los casos, las autoridades investigan si las muertes ocurrieron por la defensa de causas sociales y derechos humanos.

El 1 de enero a las 6 de la mañana fue asesinado Gilberto Valencia, gestor social y cultural de Suárez, en Cauca, conocido por haber hecho pedagogía del Acuerdo de paz a través de la música. Lo mató un joven que habría llegado hasta su casa a atacarlo con un arma hechiza y quien estaría borracho y drogado, según los testigos.

Un día después, el 2 de enero, en la tarde, fue reportado el asesinato de Jesús Aider Perafán en Caicedonia, Valle. El hecho ocurrió el 31 de diciembre a las 8 de la noche, pero solo dos días después fue reportado. Era veedor ciudadano, precandidato al Concejo y fundador de Coraje Caicedonia, grupo político del conservatismo que en el departamento lideró el exrepresentante Heriberto Sanabria. Su muerte ocurrió cuando personas armadas llegaron a su tienda a dispararle.

Ese mismo día la Unidad Indígena del Pueblo Awá (Unipa), denunciaba que el 28 de diciembre había sido atacado por “grupos ilegales” Alejandro Pascal, gobernador indígena del resguardo Pingullo Sardinero en Barbacoas, Nariño. El ataque habría ocurrido en su casa, según dijo Unipa, y se recupera en Ipiales.

El 4 de enero fue reportado el asesinato de Wilmer Antonio Miranda, en Cajibío, Cauca. Era miembro de la Coccam, Marcha Patriótica y de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (Anzorc). Según denunció la Red de Derechos Humanos del Suroccidente, el líder fue asesinado por cuatro personas que portaban armas largas. Según la Policía Miranda nunca reportó amenazas en su contra.

Estos asesinatos ocurren pocas semanas después de que el presidente Iván Duque lanzara una estrategia para prevenir los homicidios de los líderes, que según la Defensoría del Pueblo llegaron a 164 a finales de 2018.

 
3

El uribismo pelea por el Carnaval de Negros y Blancos de Nariño

El tradicional Carnaval de Negros y Blancos de inicios de año de Nariño y que es patrimonio inmaterial cultural de la humanidad de la Unesco, fue protagonista de una polémica por la molestia que dentro del uribismo generó la sátira en las carrozas alusivas al presidente Duque y al senador Álvaro Uribe.

El senador Carlos Mejía criticó en twitter las carrozas en donde Uribe era mostrado como un titiritero y Duque como un cerdo. Dijo que era una “muestra de odio y calumnias”.

En respuesta, el gobernador Camilo Romero, rechazó las críticas y dijo que el congresista desconocía la tradición del carnaval, ya que todos los años hay carrozas con contenido político y cambian con todos los gobernantes. “Lamentable no conocer a los pueblos, no sentir y ser como ellos”, dijo el mandatario.

 
4

Dilian perdió un pulso con el cobro de la vía a Jamundí

A finales de año la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, debió suspender la licitación de la ampliación de la vía Cañasgordas, que une a Pance y Jamundí, por el sur de Cali, cuyo costo era de 127 mil millones de pesos y sería financiado en parte con cobros a 24.325 propietarios de predios por donde pasaría la vía.

Semanas antes de finalizar el año hubo plantones y protestas porque la obra habría sido cobrada a los estratos 1, 2 y 3, según denunció el concejal verde, Andrés Ramírez, pese a que la Gobernación dijo que no se les cobraría.

Ante las críticas, la Gobernadora anunció el 28 de diciembre que la obra se suspendería, aunque ésta “es necesaria y se ajusta a la ley”.

Aún se desconoce si se buscarán otros recursos para financiar la obra y si eventualmente la licitación se reactive en este año, toda vez que la Gobernación insiste en que la plata debe salir de los dueños de los predios, un punto que no cala en Jamundí.

 
5

Se destapa el poder de Los Flacos en el norte del Valle, tras ataque en Cartago

Tres miembros de la bacrim llamada Los Flacos fueron capturados y acusados por la Fiscalía el 4 de enero de haber ocasionado la balacera del 1 de diciembre en la plaza central de Cartago, Valle, a plena luz del día, cuando el precandidato a la Alcaldía, Hugo Cedeño, hacía un evento.

El caso, que revivió las peores épocas de la violencia entre mafias en esta región históricamente afectada por el narcotráfico, evidenció también que a pesar de las múltiples capturas de la Policía a sus miembros (en 2017 hubo 33 incluido el jefe de la banda), el grupo mantiene su poder en el norte del Valle y parte de Quindío y Risaralda.

De acuerdo con la Fiscalía Los Flacos son fuertes en Cartago, Ansermanuevo, Alcalá y Obando, manejan una oficina de sicariato y el control del microtráfico y envío de coca. Y según información de inteligencia que divulgó Semana, hay dos hipótesis del ataque: que haya sido contra Hugo Cedeño; o contra un coronel retirado que estaba en Cartago en ese momento.

En el caso también están involucrados tres agentes de tránsito, pero fueron dejados en libertad.  

 
    Periodista prueba

    Powered by