Cinco años después, Pasto aún no tiene listo su aeropuerto

Cinco años después, Pasto aún no tiene listo su aeropuerto

La aerolínea estatal Satena anunció que a partir de marzo dejará de operar en el aeropuerto Antonio Nariño que sirve la capital nariñense, Pasto por los altos costos de mantenimiento y reparaciones a sus aviones, afectados por las malas condiciones de la pista de aterrizaje.

Justamente porque el aeropuerto no contaba con las condiciones óptimas para operar, el entonces vicepresidente Germán Vargas Lleras lo incluyó en 2014 dentro de un proyecto que pretendía modernizar 18 aeropuertos regionales por una inversión total de 304 mil millones de pesos y así mejorar la conectividad aérea y de paso la productividad de la región.

Lo que se vendió con un proyecto de remodelación ha tenido una cadena de inconvenientes que ha obligado a Aerocivil (la encargada de controlar el transporte aéreo) a cambiar la obra, lo que generó un retraso de dos años y constantes reclamos de los pastusos por las demoras.

El problema principal según el veedor y presidente de Asociación nariñense de ingenieros, Nelson Peña, fue una mala planificación de la obra desde el inicio pues no se contemplaron las necesidades reales del aeropuerto y obligó a cambiar el proyecto en su totalidad.

Un informe de la veeduría (conformada por la Cámara de Comercio de Pasto, la Sociedad Colombiana de Arquitectos, la Asociación nariñense de ingenieros y la Contraloría y arrancó en mayo de 2017) del 23 de noviembre del año pasado destaca que todos los problemas que ha habido en las obras ocurrieron por falta de “un buen diagnóstico, de un buen y definitivo diseño (...), presupuesto, y de una ajustada programación”.

El proyecto inicial de 2014 sólo contemplaba hacer una remodelación del terminal aéreo por 23 mil millones de pesos que incluía una nueva torre de control, un edificio administrativo, la sala de abordaje y vías alternas de acceso.

Pero cuando se iniciaron las obras en 2015 Aerocivil se dio cuenta que la plata para esa remodelación no era suficiente, ni sería funcional si no se intervenía todo el aeropuerto.

Eso ocasionó la adición de 11 mil mil millones de pesos y un plazo adicional de año y medio para terminar las obras; así como la inclusión de más plata y nuevas obras para entregar hasta el 2021 y tendrán un costo total de 85 mil millones de pesos, 27 millones de dólares.

La Aerocivil le confirmó a La Silla que los retrasos y modificaciones del proyecto sí se debieron a problemas con los diseños iniciales que no contemplaron todas las obras por realizar ni el presupuesto necesario.  

Identificamos 22 momentos claves en la obra para entender por qué el principal aeropuerto de Nariño, que mueve más de 300 mil pasajeros al año y beneficia a casi dos millones de personas, entra a 2019 cumpliendo cinco años de obras y todavía faltan dos más para las restantes.

Ahora las obras están a cargo del Gobierno de Iván Duque y del director de la Aeronáutica Civil, Juan Carlos Salazar, quien el pasado 2 de agosto se comprometió a entregar “un aeropuerto totalmente renovado, más moderno, más eficiente".

Esto fue lo que encontramos:

Nota de la editora: actualizamos la nota a las 10:50 de la mañana del 12 de febrero de 2019 con las respuestas de la Aerocivil. 

 

    Periodista prueba

    Powered by