Candidatos, ¿quieren salud preventiva? Empiecen por la industria de alimentos

Todos los candidatos prometen prevenir para no curar. Pues si de verdad quieren prevenir enfermedades cardiovasculares o la diabetes, toca implementar impuestos, etiquetas y restricciones. ¿Estárán dispuestos?

Este espacio es posible gracias a

Patrocinio Patrocinio

En esta campaña electoral la inmensa mayoría de candidatos, tanto al Congreso como a la Presidencia, afirman que para que en Colombia tengamos mejor salud debemos pasar de un modelo curativo a un modelo preventivo. Todos señalan que es más barato prevenir la enfermedad que tratarla y que hacia allá tiene que moverse el sistema de salud. En campaña prometen recuperar la salud pública y llevar profesionales de la salud a los rincones más remotos del país. Suena muy lindo, pero no van a lograr prevenir las enfermedades qué más afectan a los colombianos si en sus propuestas no contemplan medidas fuertes para reducir el consumo de los alimentos procesados industrialmente, como lo son la bebidas azucaradas y la comida chatarra.

¿Cuáles son las enfermedades que queremos prevenir?

Hace más de 30 años el mítico ciclista Martín Emilio "Cochise" Rodríguez acuñó la famosa frase "En Colombia se muere más gente de envidia que de cáncer." Casi, pero no. Según el , en Colombia la principal causa de muerte son las enfermedades isquémicas del corazón (16,7%). En 2016 cobraron la vida de 37 452 colombianos, 16 827 mujeres y 20 625 hombres. Es la principal causa de muerte en Bogotá y en 30 de los 32 departamentos (porque en Guanía la principal causa es la desnutrición y en Vaupés, los suicidios). En el Top 10 se encuentran también las enfermedades cerebrovasculares, respiratorias, hipertensivas y del sistema urinario y la diabetes.

Aunque no sabemos qué tan determinante sea la envidia para el corazón, sí sabemos cuáles son esos factores de riesgo de las enfermedades que cobran la vida de la mayoría de colombianos: presión arterial alta, sobrepeso y obesidad, consumo de alcohol, altos niveles de glucosa, tabaquismo y colesterol alto, por nombrar lo más importantes.

Si un candidato afirma que en su gobierno se priorizará la prevención de las enfermedades, necesariamente tiene que implementar políticas que impidan que los colombianos estemos expuestos a los factores de riesgo que inciden en las aparición de enfermedades del corazón, la diabetes, la hipertensión, los derrames y en distintos tipos de cáncer. Sobre el alcohol y el tabaco ya se ha avanzado, así que las próximas políticas deben estar diseñadas para que tengamos una mejor alimentación. Ahora bien, una mejor alimentación no se logra por una simple cuestión de voluntad, como muchos afirman para restarle importancia a la discusión. Se necesitan políticas serias dirigidas exclusivamente a mejorar lo que consumimos, empezando por la industria de alimentos.

¿Qué se espera de un candidato que realmente esté comprometido con prevenir las enfermedades que cobran el mayor número de vidas en Colombia?

En 2013 la Organización Mundial de la Salud publicó el y en éste consignó diferentes estrategias que deberían ser implementadas por los distintos gobiernos. Hay tres acciones en particular que quiero destacar por su sensibilidad política, ya que en definitiva medirán qué tan comprometidos están los candidatos frente a la prevención de las enfermedades:

1. Etiquetas en los productos procesados

Seamos sinceros, las etiquetas de los productos que consumimos no nos dicen nada. No cumplen su función básica que es ayudarle al consumidor a tomar una mejor decisión. Por eso hay que implementar etiquetas que adviertan si un producto procesado tiene un alto contenido de azúcar, de sodio y/o de grasas trans. También se necesita etiquetado en los grandes restaurantes de comidas rápidas. Esta información tiene dos efectos: nos ayuda a elegir las mejores opciones para cada uno e incentiva a la industria a ofrecer productos con mayor valor nutricional. De acuerdo con la , "los alimentos ultra procesados son motor de la epidemia de obesidad en América Latina."

2. Impuesto a bebidas azucaradas

No es lo mismo una empanada que una gaseosa. La discusión no es sobre calorías, es sobre azúcar. Esto NO es una guerra contra los jugos que hacen en la casa, a menos que usted a su jugo le ponga todas esa cantidad de cucharadas de azúcar que tiene una gaseosa de 600ml. Hay que implementar un impuesto a las bebidas azucaradas. Cada día son más y más países que están adoptando esta política. No es cierto que una gaseosa es mejor que una bandeja paisa porque tiene menos calorías. Las bebidas azucaradas como las gaseosas o esos jugos procesados, que casi ni jugos son, no aportan nada positivo a la nutrición de las personas. NADA. Es que ni sirven para llenar. Este impuesto es una medida necesaria y así lo hicimos saber profesores e investigadores desde la , de la , de la Universidad Javeriana y de

3. Regulación del mercadeo para niños

Hay que regular la publicidad que hacen las empresas de los productos procesados dirigidas a los niños y niñas de este país. y el Congreso no ha hecho nada. En 2016 los chilenos aprobaron la , la cual establece una etiqueta para aquellos productos que superan unos determinados niveles de azúcar, sodio, grasas saturadas y calorías. Estos alimentos etiquetados no pueden ser tener publicidad dirigida a menores de 14 años, así como tampoco ser vendidos ni promocionados en entornos escolares. En Colombia los niños y niñas están constantemente expuestos a la publicidad de productos altos en sodio, azúcar y grasas saturadas y no hay ninguna duda de que este tipo de publicidad  Todos los candidatos dicen que quieren proteger a los niños y niñas. Pues este es un buen comienzo.

Es todo o nada

Está bien proponer salud preventiva y decir que se le va a enseñar a la gente a tener una mejor alimentación y a incentivarlos a hacer más actividad física, pero eso simplemente NO es suficiente. Cada estrategia funciona hasta cierto punto, así que se necesita trabajar en todas para que realmente logremos un efecto significativo. Tiene que ser integral. Las enfermedades no transmisibles son la mayor causa de mortalidad y morbilidad de nuestro país. Si en verdad son serios en que quieren un Estado que prevenga la enfermedad, los candidatos tienen que ser serios para regular a la industria de alimentos. Así de simple.


 

Aprovecho y les dejo el video que Postobón y la Superintendencia de Industria y Comercio censuraron porque explica los riesgos del consumo de bebidas azucaradas. Dejusticia y Educar Consumidores interpusieron una tutela y tanto la Corte Constitucional como la Corte Suprema de Justicia . Se necesita un Estado que en verdad proteja a la población por encima de intereses comerciales.

      Periodista prueba

      Powered by