Cinco ideas sobre el suelo rural en Colombia

El desarrollo rural sostenible es el camino para preparar la ruralidad a los retos del Siglo XXI y el escenario del pos-acuerdo de paz.

Este espacio es posible gracias a

Patrocinio
  1. La Colombia rural es el escenario de conflictos sociales

Colombia es el escenario de problemáticas relacionadas con el ordenamiento productivo de la ruralidad presentes en todo el territorio nacional -que se resumen en uso inadecuado del suelo rural, las principales actividades agrícolas o intensivas se realizan en suelos de ladera y la ganadería esta en los suelos agrícolas-.

El mapa de conflictos del uso del suelo ilustra dicha problemática. Somos una potencia global para la producción de alimentos, considerada como una eventual despensa de alimentos muy importante para el mundo por su riqueza en suelos y en recursos naturales que hacen viable la producción agrícola, pero esto se queda en una ilusión de la FAO y de organismos internacionales que lo afirman.

Veamos algunas cifras orientan la problemática rural: El 94 % del territorio del país es rural y el 32 % de la población vive allí. Hay múltiples conflictos relacionados con el uso y la tenencia de la tierra, y una deuda social enorme. OXFAM (2016) ha afirmado que «Colombia es el país más desigual de región en cuanto al reparto de la tierra», para ello acudimos al coeficiente de Gini que mide la desigualdad entre 0 y 1, en las zonas rurales de Colombia es del 0.897 (El Tiempo, 2017) y en ciertos municipios como Quibdó o Buenaventura es superior al 0.95.

Siguen existiendo los mismos problemas que teníamos hace una década en el país, el Estado llega de forma «precaria» a las veredas.

Es necesario avanzar en el concepto del  «gobierno de la tierra» y la planificación para el uso eficiente del suelo (el primer mapa muestra el índice de desarrollo humano ajustado de todo el territorio nacional y el segundo el índice de ruralidad de Colombia).

 

Cinco ideas sobre el suelo rural en Colombia_7Cinco ideas sobre el suelo rural en Colombia_8

 

  1. La ordenación del suelo rural es fundamental para lograr desarrollo rural sostenible

El componente rural de la ordenación del territorio es un aspecto que debe ser estudiado bajo la óptica del derecho ambiental, el derecho agrario y el derecho urbanístico, para lograr un uso racional, sostenible y eficiente del suelo rural; teniendo en cuenta que las decisiones que se tomen sobre el territorio deberán ser participativas, democráticas, multinivel, dotadas de legitimidad popular y construidas a partir de negociación y concertación para lograr el desarrollo rural y el crecimiento de las ciudades.

El ordenamiento territorial rural tiene básicamente dos propósitos: por un lado, busca orientar los procesos de desarrollo sostenible, integral, económico y social de los suelos rurales considerando cada una de las clases de suelos; y por otro lado, busca evitar que los suelos rurales se conviertan en el área destinada a las expansiones de procesos de urbanización no controlada.

 

  1. La información administrativa del uso del suelo es central para lograr la eficiencia en la ruralidad

El país carece de una información administrativa de calidad de la ruralidad colombiana. En muchas zonas de país el catastro y el registro están desactualizados o no existen.

En varios casos hubo que reconstruir la información predio a predio con los campesinos, validando los linderos.

Donde no había catastro, este se hizo a partir de prueba social, a través del diálogo con las comunidades y de acuerdo con las líneas de tiempo; es decir, hoy existen deficiencias en la información predial en toda la ruralidad.

El catastro rural en Colombia está desactualizada, es imprecisa y en cierta medida es incompleta la información que proporciona (en el mapa que presentamos se evidencia la situación del catastro urbano comparada con el catastro rural).  Más del 28% del país está sin formar con más de 10 años en promedio desde el último proceso masivo practicado en sus levantamientos prediales para fines de regularización y seguridad jurídica.

Una buena gobernanza requiere que los sistemas de información de tierras proporcionen al público información relevante, precisa y accesibles y los servicios de administración de tierras sean eficientes, de costos razonables y sostenibles en el tiempo.

 

Cinco ideas sobre el suelo rural en Colombia_9

 

Para profundizar sobre la problemática del catastro, ver: https://lasillavacia.com/silla-llena/red-rural/historia/el-catastro-multiproposito-retos-y-oportunidades-para-el-desarrollo


 

  1. Falta de coordinación, colaboración y articulación entre el nivel central y el nivel territorial

Sigue siendo una problemática la falta de coordinación administrativa entre el nivel central y el territorial. El legislador, en el marco de su libertad de configuración,  debe diseñar mecanismos de coordinación y articulación entre el nivel central –Nación- que representa una visión disímil a la territorial, (en materia rural en cabeza del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural a través de la UPRA y la ART, y en materia ambiental en cabeza del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y las CAR) y el nivel territorial (en cabeza de los municipios).

Hoy, la pluralidad de entidades, genera problemas de eficacia en los territorios y de uso eficiente de suelos especialmente en la zona caribe y en la altillanura, no hay desarrollos agropecuarios por la falta de promoción y articulación de la Nación con el nivel territorial.

 

Para profundizar sobre la institucionalidad en materia agraria, ver: https://lasillavacia.com/silla-llena/red-rural/historia/institucionalidad-rural-y-agraria-preparada-para-un-escenario-de-pos


 

  1. No existe una solución única para la problemática rural en Colombia

La paz esta en el campo colombiano, el conflicto se vivió en la ruralidad y es donde debe enfocarse el pos conflicto y todos sus esfuerzos económicos, administrativos y políticos.

El país ha dejado de aprovechar las 22 millones de hectáreas con vocación agrícola por causa del conflicto armado, es el nuevo escenario para ver el suelo rural como una oportunidad para el país. Lo agrario no puede seguir dilatándose.

Es necesario modernizar la forma de ver el campo y sus distintos enfoques territoriales. El Estado debe diseñar políticas públicas que determinen que demandan los mercados, en que calidad, con que frecuencia, para garantizar seguridad alimentaria y buscar oportunidades de mercado a nivel internacional. Donde se garantice el equilibrio económico de los productores del suelo rural con la protección ambiental del suelo para evitar su degradación, es decir, en la gobernanza de los recursos naturales.

El desarrollo rural sostenible es el camino para preparar la ruralidad a los retos del S. XXI y el escenario del pos acuerdo de paz.

En el articulo que hemos publicado recientemente «Análisis del régimen jurídico del suelo rural» analizamos el régimen jurídico del suelo rural en Colombia, haciendo algunas menciones al caso español, teniendo en cuenta la importancia de esta tipología de suelo para el ordenamiento territorial y para desarrollo económico del país.

Se expone, en primer lugar, un panorama de la relación entre suelo rural y urbano, algunas particularidades de la ruralidad y el fenómeno del suelo rural en el marco de la disciplina urbanística, sus categorías jurídicas, las problemáticas y tensiones entre el nivel territorial y el nivel nacional en materia de ordenación de esta tipología de suelo.

Luego, se realiza un análisis de caso relacionado con el suelo rural, el medio ambiente y el derecho a una vivienda digna, que permite plantear algunas alternativas jurídicas para alcanzar la eficiencia en el uso del suelo rural.

 

 

Cinco ideas sobre el suelo rural en Colombia_10

https://revistas.uexternado.edu.co/index.php/Deradm/article/view/5461

 
      Periodista prueba

      Powered by