¿Por qué Chris Froome debería correr con máscara antipolución?

Hoy los niveles de contaminación en Medellín son altos y pueden representar riesgos para personas con enfermedades respiratorias; Chris Froome, uno de los corredores de Tour Colombia 2.1, sufre de asma.

Como es sabido, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá enfrenta en dos momentos del año (febrero-abril y octubre-noviembre), episodios críticos de contaminación atmosférica debido a sus características topográficas de valle semi-cerrado, y las condiciones meteorológicas que hacen que los contaminantes se queden “atrapados” en su atmósfera.

La base para definir cuándo entramos en uno de estos episodios, son las mediciones hechas a través de estaciones de monitoreo del aire gestionadas por el Sistema de Alertas Tempranas de Medellín y el Valle de Aburrá - SIATA. En esta región hay 18 estaciones que miden permanentemente la presencia de contaminantes críticos (el más crítico de todos es el Material Particulado 2,5 por su capacidad de penetrar a través de las vías respiratorias al torrente sanguíneo y generar diversos tipos de enfermedades); dependiendo de los niveles de concentración de estos contaminantes en la atmósfera, el reporte de cada estación se puede visualizar en colores en el : se ven coloreadas de verde si el aire está muy bien; amarillo si el aire es respirable; naranja si la calidad del aire es dañina para la salud de grupos sensibles (niños, ancianos, mujeres embarazadas y personas enfermas); rojo, púrpura y marrón si el aire es dañino o extremadamente dañino para todas las personas.

Generalmente durante gran parte del año, las estaciones de monitoreo marcan color verde o amarillo; pero entre febrero y abril, y entre octubre y noviembre, las estaciones empiezan a aparecer coloreadas con naranja o rojo. ¿Qué pasa cuando esto sucede? Se activa el “” que define qué hacer en estos casos.

Hoy 7 de las 18 estaciones de monitoreo del Área Metropolitana marcan color naranja. En este caso el SIATA, con base en toda la información tomada de la red de monitoreo, sugirió al Director del Área Metropolitana y la Junta Metropolitana conformada por todos los Alcaldes de los 10 municipios del Valle de Aburrá, declarar Estado de Prevención (Nivel II). Esto significa que hay que tomar medidas inmediatas para reducir emisiones contaminantes en el sector transporte y movilidad, implementando restricciones para la circulación de carros particulares y motos de 2 y 4 tiempos (estos son responsables del 23% de la polución), y restricciones al transporte de carga y volquetas (que causan el 45% de la contaminación del aire en Medellín). Además esta medida viene con la recomendación de reducir esfuerzo prolongado al aire libre, pues al hacer ejercicio la frecuencia de la respiración aumenta y también aumenta la inhalación de contaminantes en concentraciones dañinas para la salud.

Sin embargo, la Junta Metropolitana decidió no dar inicio al Estado de Prevención de manera inmediata sino hacerlo a partir del 18 de febrero. ¿Por qué? Entre el 12 y el 17 de febrero se correrá en Antioquia el Tour Colombia 2.1 en el que participarán personalidades como Chris Froome, Alberto Contador, Nairo Quintana, Rigoberto Urán, y podría convertirse en un escándalo que un evento deportivo tan importante pase por la ciudad en un momento en que la calidad del aire representa riesgos para la salud los deportistas, especialmente para . De otro lado, el rendimiento en el ciclismo está estrechamente relacionado con la capacidad que tengan los ciclistas de oxigenar sus músculos, y respirando un aire como el de Medellín difícilmente los veremos en todo el esplendor.

Aún con la “contraindicación” de no hacer ejercicio prolongado al aire libre, declarar el Estado de Prevención ahora podría ser una buena medida para mejorar el estado del aire para el momento de la carrera. En ocasiones anteriores se ha identificado que implementar las medidas mencionadas anteriormente, significa mejoras muy rápidas en los niveles de contaminación en la ciudad. Podría incluso tomarse medidas más fuertes para reducir emisiones como las estipuladas para el Estado de Alerta (Nivel III) que implica restricciones para algunas empresas, así como restricciones más fuertes para la movilidad del transporte de carga, carros y motos. Todo esto para proteger la salud de los habitantes del Valle de Aburrá, y en especial la de los deportistas que visitarán la ciudad la próxima semana.

      Periodista prueba

      Powered by