La Presidencia del Concejo se mete en la campaña verde por Bogotá

La Presidencia del Concejo se mete en la campaña verde por Bogotá

Este año la Presidencia del Concejo de Bogotá le corresponde a la Alianza Verde, fruto de los acuerdos que hicieron en 2016 los partidos de la coalición que respalda a Enrique Peñalosa.

La decisión de quién será el ungido sería de trámite si no fuera porque coincide con un año electoral en el que los verdes tienen mucho qué ganar y, por eso, la persona que escojan puede fortalecer o debilitar el impulso que desde el año pasado cogieron en la carrera por la Alcaldía.

 

Los que suenan

El acuerdo de la coalición consiste en que cada partido, internamente, define a quien postula para la Presidencia, y el resto de bancadas votan por esa persona para que sea Presidente del Concejo.

La bancada verde la integran seis concejales, de los cuales tres, por lo que averiguó La Silla Cachaca con cuatro fuentes de ese partido, tienen más chance: Jorge Torres, María Clara Name y María Fernanda Rojas.

Los otros son Lucía Bastidas, Edward Arias y Hosman Martínez. La primera nos dijo que no quería, y en todo caso no podría porque actualmente ocupa la segunda Vicepresidencia del Concejo y eso hace que no pueda aspirar a la Presidencia este año.

Los otros dos generan resistencia entre la dirigencia verde a nivel nacional, sobre todo de las líneas que lideran Claudia López y Antonio Sanguino, ambos con caudal electoral en Bogotá. El caso de Martínez, además, incluye cuestionamientos como que, como lo reveló La Silla Cachaca, le hizo campaña al Centro Democrático para el Congreso y tiene investigaciones dentro del partido.

Los tres opcionados, a su vez, hacen parte de tres vertientes dentro del partido.

Jorge Torres es de la línea del exalcalde y senador Antanas Mockus; María Clara Name, de la de su padre, el senador Iván Name; y María Fernanda Rojas, aunque no tiene un padrino tan claro, proviene del ala más de izquierda, pues en el periodo pasado fue concejal por el movimiento Progresistas, de Gustavo Petro (de quien también fue directora del IDU) y posteriormente se lanzó por los verdes con el respaldo de Angélica Lozano y Claudia López.

Y mientras Torres y Name han votado los proyectos más importantes para Enrique Peñalosa en el Concejo (la venta de la ETB, la valorización, los cupos de endeudamiento que suman cerca de 5 billones de pesos, el metro elevado, entre otros), Rojas, que se posesionó hace poco más de un año en reemplazo de Antonio Sanguino, ha actuado como opositora y ha votado contra los proyectos clave que ha presentado el Alcalde en este tiempo.

Por eso, políticamente el mensaje es distinto si la bancada escoge a los dos primeros o a la última.

Lo que está juego

De entrada, se juega la posibilidad de que se mantenga el acuerdo entre los partidos de la coalición de Peñalosa.

Si Torres o Name son los postulados, muy probablemente el resto de concejales de la coalición los respaldará, pues garantizarán que la agenda del Alcalde no sufrirá traumatismos, dado el poder de un Presidente del Concejo, que es el de agendar los debates, dar la palabra y, en esa medida, tener capacidad de maniobra para que una sesión se alargue o termine más rápido.

Eso es particularmente importante este año, en el que el debate más importante (y dispendioso) será el del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), que llegará entre marzo y abril al Concejo y en el que Peñalosa se juega parte de su legado.

Si la postulada es Rojas, que nos confirmó que quiere aspirar, no es seguro que se mantenga el acuerdo, por la prevención que puede generar en el resto de concejales oficialistas y entre la misma Alcaldía.

De hecho, el primer filtro que tendría que pasar ella es el de su propia bancada, que es afín a Peñalosa.

Por fuera del Concejo también puede haber repercusiones.

Esto porque en pleno año electoral, el discurso que seguramente defienda el candidato verde a la Alcaldía será crítico del Alcalde, dado que los precandidatos, Antonio Navarro y Claudia López, han marcado distancia de Peñalosa.

Así que si a la Presidencia del Concejo llega en representación de los verdes alguien afín al mandatario, puede terminar enviando “un mensaje disonante” sobre el discurso del partido en plena campaña, nos dijo una alta fuente de los verdes que es más del ala de izquierda y que pidió no ser citada para evitar conflictos internos.

Torres nos dijo que no ve así las cosas, ya que, a su juicio, “el partido ha venido asumiendo las posturas del discurso mockusiano, como construir sobre lo construido, y el próximo alcalde deberá estar comprometido con esa apuesta.Antonio Navarro, por ejemplo, está en la posición de no polarizar”.

Eso es cierto y además la votación del partido en las legislativas y presidenciales de 2018 muestra, como lo contamos, mucha más afinidad por posiciones de centro que de izquierda, donde está la oposición más dura contra Peñalosa.

Sin embargo, como los verdes probablemente entren a una coalición de partidos y movimientos alternativos como el Polo y la Colombia Humana de Petro para definir un candidato único a la Alcaldía, en esos sectores sí puede generar resistencia que desde el Concejo los verdes, institucionalmente, se la jueguen por la agenda de Peñalosa, y más si ocupan la Presidencia.

En el caso de Torres, que es el concejal más votado de los verdes con 15.300 votos, hay una prevención de la izquierda con él desde que comenzó la administración Peñalosa y él la respaldó. De hecho, el representante a la Cámara David Racero, de ‘Los decentes’ de Petro, sacó a relucir en diciembre que a Torres le aportó a su campaña la empresa Arquitectura y Concreto, que, como lo contó El Espectador, tiene predios en la reserva Van der Hammen.

Algo que ya empezó a generar ruidos entre la Colombia Humana:

Desde 2016, como también contó El Espectador, Torres solicitó en el Libro de intereses privados de los concejales que se estudie si tiene un impedimento para participar y votar en el debate sobre la Reserva.

El caso es que la definición de la Presidencia puede volverse un capítulo de la campaña para los verdes.

Por eso, el senador Antonio Sanguino, que fue concejal de Bogotá durante la administración Peñalosa hasta 2017, nos dijo que aunque tradicionalmente la designación del candidato verde a la Presidencia del Concejo la ha definido la bancada de concejales, por ser un año electoral y estar en juego la Alcaldía, “personas como Claudia López, Antonio Navarro, Angélica Lozano y yo vamos a proponer que en la decisión también participe el Ejecutivo nacional del partido”.

Los concejales, por lo pronto, volverán a trabajar mañana, y ahí definirá la bancada cuándo se reúne para comenzar la discusión sobre su postulado.

    Periodista prueba

      Continúa Leyendo


    Powered by