Duque sí está dando burocracia regional

Duque sí está dando burocracia regional

En campaña el presidente Iván Duque dijo que no tenía compromisos burocráticos con nadie. Y puede que no sea por compromisos, pero sí le está dando puestos de entidades nacionales en las regiones a sus copartidarios del Centro Democrático, a los conservadores y a los cristianos que conformaron la coalición que lo acompañó desde primera vuelta.

Así lo demuestran por lo menos 13 nombramientos en proceso o ya hechos, según las hojas de vida que publica Presidencia como último trámite antes de nombrar a alguien, de personas que vienen o son cercanas a esos partidos y van para cargos directivos de libre nombramiento en cuatro entidades nacionales que tienen oficinas territoriales poderosas: la Unidad de Víctimas, el Departamento de Prosperidad Social, el Dane y el Ministerio de Trabajo.

Las cuatro entidades las manejan uribistas (Alicia Arango en MinTrabajo y Susana Correa en DPS) o gente muy cercana a uribistas (Juan Daniel Oviedo del DANE es cercano a la senadora María del Rosario Guerra y Ramón Rodríguez, director encargado en la Unidad de Víctimas, depende de Susana Correa).

De los 13, 8 le hicieron campaña a Duque, lo que refrenda que agradece a sus aliados con cargos, como lo ha hecho con las embajadas.

Sin embargo, no encontramos fichas de políticos de otros partidos y por lo menos 10 de los 13 cargos eran cuotas de políticos liberales y de La U, que ahora las pierden.

Por eso, esos nombramiento no son el tipo de burocracia que se ha llamado “mermelada”, que es dar cargos a cambio de asegurar apoyos de políticos que no eran amigos. De hecho, estos cambios van en contravía de lo que ha prometido el Alto Consejero para la Política, Jaime Amín, de mantenerle a los partidos no duquistas lo que tienen para aceitar la relación con el Congreso (para lo que parece estar la tecnomermelada).

Aquí están los 13 casos.

    Periodista prueba

      Continúa Leyendo


    Powered by