A Duque se le aprietan los tiempos en el Congreso

A Duque se le aprietan los tiempos en el Congreso

En 40 días terminará el primer periodo legislativo del presidente Iván Duque. Sin mermelada y con un Gobierno alejado del Congreso, es difícil que pueda mostrar resultados legislativos.

Aunque impulsa las reformas a la justicia y a la política, la reforma tributaria y un paquete de siete proyectos anticorrupción que prometió tras la Consulta Anticorrupción, los tiempos están muy apretados para esas reformas.

Lo que puede hacer, como es usual, es convocar a extras para que el Congreso tramite proyectos después del 16 de diciembre, cuando termina su período ordinario. Sin embargo, no puede usarla para tramitar reformas a la constitución, como son las reformas a la justicia y política, y eso suele molestar a los congresistas, que terminan con menos vacaciones en pleno período navideño, por lo que que difícilmente sirven para sacar más de una ley.

Los otros proyectos quedarán para que se discutan en marzo, cuando tampoco hay buenas perspectivas porque estará en trámite el Plan de Desarrollo y los congresistas estarán pendientes de las elecciones locales de octubre.

A ese panorama se suma el proyecto que busca que haya un trato diferenciado para los militares que se sometan a la JEP, que no presentó el Gobierno pero es una bandera de su partido, el Centro Democrático, y que ha concentrado parte de la atención del Congreso y seguramente lo seguirá haciendo hasta diciembre.

Así pinta el futuro de las leyes:

*Para hacer las cuentas de cómo va la contrarreloj asumimos que los proyectos pueden salir lo más rápido posible. Es decir, todos se aprueban a pupitrazo y que los congresistas sesionan incluso los sábados y domingos, dos supuestos muy improbables pero que muestran el mejor escenario posible para los proyectos. Es lo que llamamos “un milagro”.

Estos son los plazos mínimos:

*Los proyectos se debaten en la comisión encargada del tema de una cámara, luego en su plenaria, y después de nuevo en comisión y plenaria de la otra cámara. Si es reforma constitucional, se repite ese proceso en una segunda ronda. La segunda ronda se debe hacer en otro período, por lo que tendría que avanzar después de diciembre.

*Cuando un proyecto es aprobado en primer o tercer debate y pasa de comisión a plenaria, deben pasar mínimo 8 días calendario antes de que se empiece a discutir.

*Cuando pasa de Senado a Cámara o viceversa, después de segundo debate, deben pasar mínimo 15 días calendario antes de que se empiece a discutir.

*Durante ese tiempo los proyectos deben tener listos los ponentes, los informes de ponencia y quedar incluido en el orden del día. El Ministerio del Interior suele impulsar los proyectos del gobierno para que se haga todo eso dentro del plazo e incluso prepara ponencias y busca las firmas de los ponentes.

*Cuando un proyecto de ley tiene mensaje de urgencia, el tránsito entre plenarias y comisiones es de 8 días. La razón es que el mensaje de urgencia obliga a que las comisiones se reúnan conjuntamente y cada plenaria defina el texto final.

*Cuando el texto que sale de Senado y Cámara no es igual, se debe conciliar. Es decir que es un paso extra y es muy común que gaste un día más.

*La Ley de Financiamiento siempre lleva implícito mensaje de urgencia.

Reforma tributaria

Cuál sería el resultado deseable para el Gobierno: Que quede aprobada

En qué va: No ha empezado primer debate

Cuándo sale si ocurre un milagro: 2 de diciembre.

Los detalles: Duque presentó la tributaria el miércoles pasado y  es improbable que se empiece a discutir, en las comisiones conjuntas terceras y cuartas, antes del 13 de noviembre. Si lleva mensaje de urgencia y si se aprueba ese día, podría llegar a las respectivas plenarias el 2 de diciembre, aprobarse ese día y conciliar al día siguiente.

Por el trámite reducido de una ley de financiamiento para llenar un hueco en el presupuesto, si las comisiones trabajan todos los días de la semana, los plazos se quedan en lo mínimo y todo se aprueba a pupitrazo,  podrían estar aprobando la ley de Financiamiento hacia comienzos de diciembre.

Pero es casi imposible que no se alarguen los debates, sobre todo en una reforma que le pone IVA a casi toda la canasta familiar mientras le rebaja impuestos a las empresas, o que trae un subsidio para que los más pobres paguen el IVA sobre el que no es claro que tan fácil será de aplicar.

Por eso, es casi fijo que al Presidente le tocará convocar a extras y llevar la discusión hasta fines del año.

De hecho la reforma tributaria más reciente, la del expresidente Juan Manuel Santos de 2016, se presentó el 19 de octubre y se concilió en la madrugada del 29 de diciembre.

Las leyes anticorrupción más lentas

Cuál sería el resultado deseable para el Gobierno: Que queden aprobadas cuatro leyes antes del 16 de diciembre.

En qué van: cuatro de las leyes no van ni en primer debate y otra dos se hundieron.

Cuándo sale si ocurre un milagro: podría terminar los cuatro debates el 16 de diciembre y conciliarse en sesiones extras.

Los detalles: Cuatro iniciativas que vienen de la Consulta no se han discutido: contratación transparente, presupuestos públicos, rendición de cuentas de los congresistas y declaraciones de renta públicas. La que buscaba limitar los congresistas repitentes a estar tres períodos por corporación y la de reducción de su salario se hundieron, la primera en la plenaria de la Cámara y el segundo, hoy, en la Comisión Primera de Cámara. 

Esto refleja que la poca presencia del Gobierno en el Congreso no solo ha perjudicado a los políticos tradicionales sino también a los partidos de oposición, en la medida en que las promesas del Presidente, de meter mensaje de urgencia y garantizar que en este periodo se sacaran adelante esos proyectos, fue más tilín que paletas.

La ministra del Interior Nancy Patricia Gutiérrez le afirmó a El Espectador que le pondría mensaje de urgencia a los proyectos anticorrupción, pero según una funcionaria del Ministerio y su asesor político Francisco José Chaux le dijeron a La Silla que no han definido ni cuándo ni a qué proyectos pedirán trámite de urgencia.

Reforma al juzgamiento de militares en la JEP

Cuál sería el resultado deseable para el Gobierno: Que quede aprobada en cuarto debate, la primera de sus dos vueltas en el Congreso

En qué va: Aprobada en primer debate

Cuándo sale si ocurre un milagro: el 4 de diciembre terminaría su primera vuelta.

Los detalles: Esta reforma llegó al Congreso a raíz de una alianza entre el expresidente y senador Álvaro Uribe y el excandidato presidencial Germán Vargas Lleras. La idea inicial era crear una sala especial para que unos magistrados diferentes juzgaran a los militares pero, como eso implicaba reformar el Acuerdo de Paz que es criterio de constitucionalidad para los asuntos de su desarrollo, la Comisión Primera tomó seis sesiones para discutirlo.

Solo el miércoles logró llegar a un acuerdo de casi todas las fuerzas políticas, algo que parecía improbable, con lo que aprobó su primer debate.

Solo a partir del 8 de noviembre la plenaria podría empezar a discutirlo. Si ese día lo aprueba a pupitrazo podría estar llegando a Cámara el 25 de noviembre. Si su Comisión Primera trabaja sin parar y se aprueba ese mismo día, podría llegar a la plenaria el 3 de diciembre y salir aprobada.

Encima, como quedó demostrado en primer debate, el trámite puede ser muy largo y correr el riesgo de tener que discutirse durante la campaña del año entrante.

Reforma a la Justicia

Cuál sería el resultado deseable para el Gobierno: Que quede aprobada en cuarto debate, la primera de sus dos vueltas en el Congreso.

En qué va: En segundo debate.

Cuándo sale si ocurre un milagro:  Podría concluir su cuarto debate antes del 16 de diciembre.

Los detalles: La Reforma a la Justicia sigue en segundo debate en la plenaria del Senado y hoy puede salir votada. Si se aprueba hoy martes, avanza con los tiempos mínimos y en Cámara sesionan los fines de semana, antes del 16 de diciembre podría salir de la plenaria de la Cámara.

Sin embargo, el panorama, al igual que con todas las leyes, implica mucha discusión y mucho más si es una reforma constitucional. Tan es así que la Reforma a la Justicia lleva en segundo debate toda esta semana y tuvo sus demoras a raíz de que la Comisión Primera de Senado se ha prolongado en sus debates, sobre todo por el que se llevó a cabo esta semana sobre la la reforma al número de  magistrados de la Justicia Especial de Paz.

Así que el panorama, con los tiempos en contra, podría llevar a que el proyecto llegue hasta tercer debate. Eso lo demoraría mucho, pues entre marzo y junio solo podría hacer su cuarto debate, y la segunda ronda se haría después.

A eso se le suma que a la ministra de Justicia no le ha ido tan bien en el Congreso, a raíz por ejemplo de las críticas del presidente de la Cámara Alejandro Carlos Chacón, lo que podría demorar la reforma cuando llegue a la plenaria de la Cámara.

Reforma Política

Cuál sería el resultado deseable para el Gobierno: que queda aprobada para que aplique en las siguientes elecciones.

En qué va: Aprobado en segundo debate

Cuándo sale si ocurre un milagro:  Podría concluir su cuarto debate antes del 16 de diciembre.

Los detalles: La Reforma Política ya superó dos de los ocho debates que requiere una reforma constitucional, el más reciente el 29 de octubre. Empezaría su tercer debate en la Comisión Primera de Cámara por temprano el 12 de noviembre. Si sale con la máxima rapidez, se vota a pupitrazo y sesionan los fines de semana, podría lograr salir también de la plenaria de la Cámara.

Con eso el Gobierno podría mostrar una reforma consolidada y que, cuando se inicie el siguiente período legislativo el 20 marzo, arrnacaría su segunda vuelta para cambiar la Constitución.

Sin embargo, el Gobierno esperaba que esta reforma aplicara para las elecciones de octubre del entrante, algo que sería virtualmente imposible si es aprobada en abril o mayo, porque sería cambiar las reglas de juego cuando ya estaría andando el calendario electoral.

Cárcel a corruptos (ley anticorrupción)

Cuál sería el resultado deseable para el Gobierno: Que quede aprobada antes del 16 de diciembre.

En qué va: En el tercero de sus cuatro debates

Cuándo sale si ocurre un milagro: Podría aprobarse el 13 de noviembre.

Los detalles: El proyecto que busca que los corruptos, como los de Interbolsa u Odebrecht deban pagar cárcel, va a pasar a cuarto debate, pero gracias a que fue un proyecto presentado por la Fiscalía, por lo que su trámite ha tenido mucho más éxito.

El proyecto salió de tercer debate de la Comisión Primera del Senado el 8 de octubre por lo que a la fecha de hoy ya podría estar en Plenaria, pero no está en la agenda legislativa de esta semana y según su coordinador ponente, el senador de Cambio Radical Germán Varón, se podría empezar a discutir la semana entrante. 

    Periodista prueba

      Continúa Leyendo


    Powered by