Duque arranca sin aplanadora en el Congreso

Duque arranca sin aplanadora en el Congreso

El miércoles el presidente Iván Duque presentó sus primeros proyectos al Congreso, con propuestas que podrían ayudar a cambiar la política. En las siguientes semanas presentará otras reformas sustanciales, como la tributaria y la pensional, y cambios sonados como la cadena perpetua para violadores de menores.

El futuro de ese paquete ambicioso no está claro a pesar de que Duque tiene el capital político de estar recién elegido .

Eso porque su coalición de gobierno con conservadores, liberales, uribistas y congresistas del Mira y Opción Ciudadana no le aseguran mayorías amplias: empataría o gana por solo un voto en todas las comisiones del Senado y la sexta de la Cámara y arrancaría perdiendo en la séptima de la Cámara.

Eso es fundamental porque para que los proyectos se conviertan en leyes o reformas a la Constitución los deben aprobar por lo menos la comisión de Senado y la de Cámara que traten esos asuntos, por aparte.

Además, los liberales en principio no apoyarán reformas al Acuerdo con las Farc, lo que le quita margen de maniobra si busca esos cambios o apoya los que proponga el uribismo.

Así, Duque no arrancará con una aplanadora legislativa, como la que han tenido todos los presidentes en el pasado, a menos de que asegure el apoyo de La U y Cambio Radical, que tienen hasta el 7 de septiembre para hacerlo o declararse independientes.

Eso es un papayazo para Germán Vargas Lleras, que se ha movido con esas bancadas para convertirse en un contrapoder a Duque. Más cuando el Presidente presentó una reforma política que va contra los intereses de muchos de sus miembros y otros políticos tradicionales.

Comisión Primera

En la Comisión del Senado que discute las reformas a la Constitución, la disputa es reñida porque sin La U y Cambio Duque tendría 11 de los 22 votos, como contó La Silla. Eso proyecta un camino difícil para la reforma política que presentó el Gobierno el 8 de agosto y podría enredar la propuesta reforma a la justicia, si no llega con un consenso más amplio o no cambia el panorama político.

En la Cámara, hay 21 miembros de la coalición, uno por encima de la mayoría absoluta, lo que en principio le garantiza que pasen los dos proyectos de reforma constitucional que presentó el gobierno ayer, el que limita a a tres período la reelección de congresistas, diputados y concejales y el que levanta la reserva de la declaración de renta que presentan los funcionarios públicos.

Falta ver si esa mayoría la camina a esas dos propuestas que van contra sus intereses y si Duque logra armar una mayoría en el proyecto que impide que a futuro el narcotráfico y el secuestro sean delitos conexos a la rebelión, que si bien no aplican a las Farc sí mandan un mensaje de que el Acuerdo fomentó la impunidad.

 

Comisión Segunda

En la comisión menos querida de todas, que trata temas internacionales y los relativos a la fuerza pública copmo el ascenso de generales, el gobierno arranca con un voto por encima de la mayoría absoluta, tanto en Cámara como en Senado. Eso le puede ayudar si hay debates de control por asuntos internacionales, como la decisión de reconocer a Palestina como un Estado o la aspersión de cultivos ilícitos cerca de las fronteras, que en el pasado han creado roces diplomáticos.

 

Comisión Tercera

 

En una de las dos comisiones de la plata, clave  este año porque debe aprobar en primer debate el Plan de Desarrollo junto con la cuarta, Duque arranca con un voto por encima de la mayoría absoluta, tanto en Senado como en Cámara. Como depende de los liberales, y allí se tramita el presupuesto que -entre otras- define si hay plata para financiar la implementación del Acuerdo de Paz, es mayoría puede no estar tan clara. El voto definitivo puede ser el del senador cristiano Edgar Palacio Mizrahi.

 

Comisión Cuarta

En esta Comisión, que discute temas de plata y debe aprobar con la tercera el Plan de Desarrollo, el Gobierno tiene mayorías amplias en Cámara pero en Senado solo por un voto. Eso le da mucho poder de negociación a los senadores oficialistas de esta comisión, incluyendo el pastor cristiano John Milton Rodríguez.

 

Comisión Quinta

Las comisiones del agro, la minería y el medio ambiente, clave para sacar adelante temas de agro que hicieron falta en los Acuerdos de Paz como el catastro multipropósito, la mayoría en Senado y en la Cámara depende directamente de congresistas de La U y de los liberales.

En el primer caso el senador José David Name le afirmó a la Silla que él quiere hacer parte de la coalición de gobierno, lo que llevaría los votos a mínimo un empate en asuntos que no sean de paz, pero la decisión de la bancada podría obligarlo a votar contra el gobierno, por lo que lo dejamos en amarillo. 

En asuntos de paz, en temas que toquen el Acuerdo la brújula podría girar hacia la oposición, en la medida en que sin los liberales el Gobierno no tendría mayorías.

Tampoco es claro que los rojos apoyen al Gobierno en temas ambientales como el futuro del fracking.

 

Comisión Sexta

En las comisiones encargadas de servicios públicos y donde se deben tramitar proyectos o hacer debates de temas como la intervención de Electricaribe, Duque arranca con pie izquierdo.

En Senado no tiene mayorías de arranque por cuenta de Aida Merlano, que no se ha posesionado al estar detenida, y cuya silla probablemente se declara vacía y no tenga remplazo, y los senadores de su coalición son todos novatos y solo el liberal Iván Darío Agudelo ha sido congresista - aunque los de oposición también son nuevos en el Congreso

En Cámara la situación arrnaca en empate, aunque 3 de los 4 repitentes están en la bancada de gobierno.

 

Comisión Séptima

La Comisión que trata temas sociales y no es muy poderosa ni tan mediáticos, a simple vista parece empatada. Sin embargo, de los que están “en duda” el senador Eduardo Pulgar ha sido cercano al uribismo, además de que la presencia de Álvaro Uribe podría asegurar la fuerza del gobierno. En Cámara inicialmente Duque no tiene mayorías, aunque Hernán Puentes, de Cambio, es de origen conservador y por eso podría tender a votar de entrada con el Gobierno.

    Periodista prueba

      Continúa Leyendo


    Powered by