Detector: No hay evidencia que pruebe que Bolivia disminuyó casos de covid tras aprobación del dióxido de cloro

Detector: No hay evidencia que pruebe que Bolivia disminuyó casos de covid tras aprobación del dióxido de cloro

Por Laura Sofía Matiz 20 de Noviembre de 2020

Desde hace unos días está circulando en Facebook una nota del portal adiarioCR titulada: “Bolivia disminuye la cantidad de casos de Covid-19 tras aprobación del dióxido de cloro”. 

La nota ha sido calificada como falsa por 26 usuarios de Facebook y ha tenido 7.023 interacciones, según la herramienta Crowdtangle que mide la viralidad de los contenidos publicados por redes sociales. 

Le aplicamos el Detector de Mentiras a la nota y encontramos que es engañosa porque no hay ninguna evidencia de que los casos de covid disminuyeron por la aprobación del dióxido de cloro.

La nota de adiarioCR dice: “a partir de septiembre el país suramericano comenzó a bajar el número de positivos y lleva más de una semana registrando menos de 197 casos diarios positivos, siendo el 2 de noviembre el día con mayor baja al contabilizar 34 casos.”

Según la publicación, “la disminución de positivos se dio justamente después de que la Cámara de Diputados de Bolivia aprobara -el 2 de agosto- un proyecto de ley que regula la elaboración, comercialización, suministro y consentido del dióxido de cloro (CDS) de manera preventiva y como tratamiento para pacientes de coronavirus.”

Aunque el parlamento boliviano sí aprobó el uso de dióxido de cloro, no se puede establecer una relación de causalidad entre la aprobación y la disminución de casos. 

Como hemos contado en varios detectores, el dióxido de cloro o CDS es una de las sustancias que tiene que muchos defensores porque supuestamente previene y cura el covid.

El principal argumento a favor del uso del CDS es que libera oxígeno dentro del cuerpo de la persona que lo consume y como el covid genera sensación de ahogo, se vuelve una herramienta llamativa como supuesta cura o tratamiento. 

El principal promotor del CDS es el alemán Andreas Kalcker, quien se autonombra biofísico aunque sus títulos son de una universidad sin ningún aval académico, como reportó el portal Salud con Lupa. 

Kalcker afirma que la acción terapéutica del dióxido de cloro ocurre cuando una persona lo consume y entonces la molécula (ClO2) se separa y libera oxígeno. Según el alemán, esta aparente oxigenación permite curar cualquier enfermedad,  desde gripa, covid y hasta cáncer.

Sin embargo, no hay ninguna evidencia científica de estos efectos.

De hecho, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) no apoya su seguridad y eficacia, y la OMS dice que aún no hay una cura o tratamiento para el virus. 

La Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos también advirtió sobre los peligros para la salud de la ingesta del dióxido de cloro. 

 
 
 

Y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios desaconseja su uso, puesto que “cuando se consume siguiendo las instrucciones dadas, produce efectos adversos que pueden ser graves”.

¿Con todo eso, el parlamento boliviano autorizó su uso? Sí

El 5 de agosto pasado, la Asamblea Legislativa Plurinacional sancionó una ley que autoriza la elaboración, la comercialización, el suministro y el uso del dióxido de cloro como solución contra el covid. 

Como reportó Chequeado, la decisión se tomó a pesar de que el compuesto químico no solamente no cura sino que su consumo es riesgoso para la salud, como advierte el propio Ministerio de Salud boliviano. 

Pero el Gobierno aún no ha sancionado la ley y remitió el texto al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), que aún no se expidió sobre tal consulta.

El 16 de octubre, el Ministerio de Salud de Bolivia publicó un comunicado que indicó "mantiene su postura de que, al no tener el dióxido de cloro ninguna evidencia científica que demuestre su carácter terapéutico o preventivo y al no ser registrado como producto farmacéutico, mantendrá su prohibición a nivel nacional y responsabilizará legalmente a cualquier autoridad o personas que, de manera irresponsable, hayan ocasionado daños a la salud por alentar el consumo de ese producto".

A pesar de la no autorización del Gobierno, desde antes ya se utilizada el CDS

Como contamos aquí, la gobernación del departamento de Chuquisaca (sureste de Bolivia) anunció el 30 de junio que pacientes con covid estaban consumiendo dióxido de cloro.

Pero no hay una relación de causalidad entre el consumo del dióxido de cloro y la disminución de casos.

La nota de adiarioCR dice que desde septiembre empezaron a bajar los casos en Bolivia y supuestamente es por la aprobación del uso del CDS.

Sin embargo, el artículo no presenta ninguna prueba o estudio que certifique que la población tomó el dióxido de cloro y que por eso el virus dejó de expandirse.

De hecho, en decenas de otros países han caído los casos de forma similar a Bolivia sin que se haya permitido el uso del CDS. 

Por lo anterior, calificamos la nota como engañosa. 

    Periodista prueba

    Powered by