Detector: es falso que el 30 por ciento de los vacunados morirá en pocos meses

Detector: es falso que el 30 por ciento de los vacunados morirá en pocos meses

Por Laura Sofía Matiz 29 de Marzo de 2021

Al chat de WhatsApp de La Silla Vacía (+57 318 312452) nos llegó una imagen que habla sobre los supuestos efectos de las vacunas contra el covid, en especial de las que son de ARN mensajero. 

En la imagen aparece una supuesta foto de la doctora francesa Alexandra Henrion-Caud con el titular: “El 30% de los vacunados morirán en pocos meses".

Como varios de nuestros usuarios nos pidieron verificar la veracidad de la imagen, le pasamos el Detector de Mentiras y encontramos que es falsa porque la información que replica es falsa. 

Esta es la imagen que circula en redes:

La información es falsa y así lo verificamos en varios puntos:

1. La mujer que aparece en la foto no es Alexandra Henrion-Caude, es la estadounidense Sherri Tenpenny. 

Al hacer una búsqueda en Google con el nombre de la supuesta doctora encontramos una imagen totalmente diferente a la que aparece en la foto que circula por WhatsApp. 

La mujer que aparece en la foto es Sherri Tenpenny, una médica osteópata estadounidense.

Tanto Tenpenny como Henrion-Caude son conocidas por su postura antivacunas y las dos han replicado información falsa sobre el covid y la vacunación, como han verificado los colegas de AFP Factual y Snopes.

2. Las vacunas de ARNm son seguras 

El ARN mensajero (ARNm) es una molécula muy parecida al ARN y al ADN, que son códigos genéticos que cargan información. 

Lo que se está inyectando son las “instrucciones” (ARNm) encapsuladas en “cajitas” o nanoburbujas de grasa que se fusionan con células musculares en nuestro cuerpo, y allí entregan el mensaje. 

Una vez adentro, la maquinaria celular usa esta “receta” y fabrica las “proteínas de espiga del coronavirus”, las mismas que utiliza el virus para entrar a las células, como contamos aquí

La diferencia es que estas piezas no son dañinas pero sí activan el sistema inmune del cuerpo para que se produzcan anticuerpos específicos para estas “proteínas de espiga”.

El ARN mensajero lleva la receta molecular para que las células fabriquen la proteína viral que el sistema inmune pueda reconocer, y así dan “instrucciones” al cuerpo para que el sistema inmunológico enfrente la enfermedad con esa proteína. 

En este vídeo lo explicamos más detallado:

3. No hay evidencia de que las vacunas de ARNm causen enfermedades autoinmunes

La imagen dice:

El caballo de Troya, como dice la Dra. Tempenny, se nos inyecta de hecho a través de la vacuna de ARNm, (...) causando la muerte de muchas personas al año de la vacunación: no sólo para el shock anafiláctico o las enfermedades cardiovasculares, sino también para las enfermedades autoinmunes, ya que los anticuerpos de la proteína Spike comenzarán a atacar y a romper los glóbulos rojos".

Pero eso es falso. 

Como verificaron los colegas de Maldita, las frase mezcla conceptos con información errónea y sin evidencia. África Gónzalez, catedrática de Inmunología de la Universidade de Vigo, indicó sobre esta parte del texto que "no hay ninguna evidencia de que esto ocurra"

González explica que el shock anafiláctico "es un evento rarísimo y es una reacción alérgica" y que por ello "se indica no inocular las vacunas a personas con alergias a los componentes de las vacunas, esperar 15 minutos tras su administración y tener epinefrina en los centros de inoculación".

En cuanto a si las vacunas pueden causar enfermedades autoinmunes, González dice que este tipo de patologías "son muy variadas y de causas no muy claras, pero todas tienen una base genética y ambiental, una de ellas es las infecciones, pero no las vacunas". 

Pepe Alcamí, virólogo del Instituto de Salud Carlos III, asegura que no es cierto que los anticuerpos de la proteína S ataquen a los glóbulos rojos como dice el texto, ni tampoco que produzcan enfermedades autoinmunes: "No se ha demostrado y no hay determinantes comunes entre la proteína S y los glóbulos rojos que dieran una reacción cruzada".

Por lo anterior, calificamos la imagen que circula en WhatsApp como falsa.

    Periodista prueba

    Powered by