Dengue, la otra amenaza que compite con el coronavirus

Dengue, la otra amenaza que compite con el coronavirus

Por Jerson Ortiz | Laura Soto 25 de Marzo de 2020

Además del coronavirus, las autoridades de salud se están enfrentando en estos momentos contra otro enemigo igual de peligroso y contagioso: el dengue. 

Pero las cifras indican que esa batalla la están perdiendo, porque los casos de afectados y hospitalizados aumentaron en comparación con el mismo periodo del año pasado, y ya hay confirmación de muertes relacionadas con esa enfermedad.

La situación preocupa en departamentos como Valle y Huila que, además de ser los principales focos del dengue, tienen altos porcentajes de contagio del coronavirus. 

La capacidad de camas en los hospitales es limitada para atender dos emergencias a la vez. 

Los números en rojo

El dengue es una enfermedad que se transmite por la picadura de un mosquito, principalmente en regiones por debajo de los 2.200 metros sobre el nivel del mar (como el 90 por ciento del territorio colombiano).

Ataca el sistema inmunológico y de no tratarse a tiempo, puede causar la muerte. Afecta principalmente a personas menores de 15 años. 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), su letalidad no debe superar el umbral del 2 por ciento ya que es 98 por ciento prevenible. Colombia ha podido mantener la tasa de mortalidad por debajo (1.2 por ciento), pero no el brote ni el número de contagiados.  

Entre el primero de enero y el siete de marzo de 2020, el Instituto Nacional de Salud reportó más de 33 mil casos de pacientes atendidos por dengue en 707 municipios de los 32 departamentos. El doble de los casos que registró en el mismo periodo de 2019, 17 mil. 

 

Con un agravante. De cada dos pacientes atendidos, uno tuvo que ser hospitalizado porque presentó signos de alarma como fiebre por más de cuatro días, dolores musculares, vómito y hasta problemas respiratorios. 

Son hospitalizaciones que pueden ir desde los dos hasta los siete días dependiendo de la gravedad.

Hasta el momento, hay 16 muertes asociadas el virus en lo que va del año, y hay otras 28 que están siendo analizadas. 

La respuesta de los secretarios de salud y epidemiólogos de los hospitales para explicar el aumento de casos es la misma: falló la prevención. 

La principal manera de evitar la propagación del dengue es atacar a su transmisor, el mosquito, que suele incubarse en sumideros de agua, llantas, tanques, recipientes plásticos, canales o arroyos, redes de alcantarillado. 

“Las condiciones de las viviendas y la calidad de la prestación de servicios sanitarios; entre otros, han contribuido a la propagación del vector, propiciando el aumento de la incidencia y la aparición de la enfermedad en nuevas zonas geográficas”, menciona un informe del Ministerio de Salud.

Que el dengue esté disparado y que 17 mil personas infectadas tuvieran que ser hospitalizadas por eso, es grave para la red hospitalaria ahora que la prioridad es el coronavirus. No solo porque la atención de médicos y enfermeros debe dividirse, sino porque hay riesgo de que la capacidad instalada no alcance para tanto paciente.

De acuerdo con datos del Registro Especial de Prestadores de Servicios de Salud (Reps), en los hospitales y clínicas del país existen, en promedio, 1.7 camas por cada mil habitantes.

Las proyecciones más catastróficas del Ministerio de Salud dicen que podría haber 4 millones de colombianos afectados por el coronavirus, de los cuales 500 mil podrían serían casos severos, aunque este escenario no incluye la medida de la cuarentena en todo el país que debería aplanar la curva de contagios.

Esa situación está llevando a departamentos como Huila y Valle, con altos picos de dengue y presencia de coronavirus, a decretar estados de emergencia para evitar una tragedia mayor. 

Lo que no está claro es si será suficiente.

Dengue, la otra amenaza que compite con el coronavirus_9

Huila en busca del mosquito

Huila es el tercer departamento con más casos de dengues reportados: 3.267, 709 en su capital, Neiva. 

Otros municipios como Pitalito, Garzón y Teruel, hacen parte del top 10 de poblaciones con más casos. 

El 70 por ciento de los contagiados necesitó de hospitalización y por eso los centros de salud han estado saturados. 

En el caso de Neiva, los dos hospitales públicos, la ESE Carmen Emilia Ospina y el Universitario, cuentan con una capacidad instalada de unas 400 camas, incluyendo las de cuidados intensivos, pediátricas y de atención a mujeres embarazadas 

Las clínicas privadas suman otras 600. 

Para descongestionar los hospitales, la Gobernación y la Alcaldía decidieron apostarle a la prevención y a la contención con las declaratorias de estados de emergencia.

En Neiva, por ejemplo, todas las entidades públicas se juntaron hace dos semanas para hacer una jornada de limpieza en siete comunas de la ciudad. Sacaron a las calles a menores infractores del código de policía y promotores ambientales, funcionarios de la Secretaría de Infraestructura, la Policía Ambiental y Ciudad Limpia.

Así, recogieron más de nueve toneladas de llantas y elementos plásticos, limpiaron sumideros y fumigaron las casas. 

La misma actividad se replicó en los otros 36 municipios por directriz del gobernador, Luis Enrique Dussán.

Pero esas actividades de pedagogía y prevención se han venido parando desde hace unos días, cuando se detectó el primer caso de coronavirus en Neiva y se cambiaron las prioridades. 

El alcalde Gorky Muñoz dice que para hacerle contención, va contratar a más de 400 profesionales de la salud para que realicen brigadas casa a casa, instruyendo en mecanismos de prevención del coronavirus pero también del dengue. 

Y que a largo plazo, buscarán reducir el dengue con tres jornadas de limpieza general al año que serán de obligatorio cumplimiento. “Solo a través de la prevención lograremos superarlo”, dice. 

Una apuesta que espera de resultados en las próximas semanas para poder centrar los esfuerzos en la nueva amenaza que representa el coronavirus. 

Neiva ya tiene 11 casos confirmados, y hay bajo vigilancia 170 más que son de personas que tuvieron contacto con los primeros infectados. 

Valle con los casos disparados

Valle es el departamento con mayor número de casos de dengue con 11.990 casos en 2020, 110 de gravedad. Es la epidemia más grande en los últimos diez años y la verdadera urgencia en este momento, según la secretaria de salud del Valle, María Cristina Lesmes. 

De hecho, se investigan 15 casos de muertes por dengue en Valle. 

De esos 6100 están en su capital, Cali, y 1902 en Palmira, los dos municipios con más casos del país. El caso de Palmira es la peor cifra de los últimos diez años, según le dijo a La Silla el alcalde Oscar Escobar.

En el top diez de lo municipios con más casos también estám Tuluá y Buga. 

El brote del dengue hoy es más grave que el coronavirus en términos de víctimas mortales. 

Mientras el primero ha matado a tres personas en el país, el dengue ha dejado nueve muertos probables en Cali, (la confirmación dura varios meses) según le dijo a La Silla la secretaria de salud, Miyerlandi Torres.

Eso sumando a los 66 casos de coronavirus en Valle, implica que las autoridades tienen un doble reto para la atención en salud del departamento pues el 75 por ciento de los enfermos por dengue han necesitado hospitalización en este año.

Para las autoridades es clave combatir la epidemia del dengue para evitar congestionar los servicios de salud en este momento que el coronavirus está en expansión.

“Si tenemos todas las camas con Dengue, no podremos atender el coronavirus”, dijo el Alcalde de Palmira. 

Por eso, a las campañas de las autoridades contra el coronavirus se suman las jornadas de fumigación del dengue que implica plata para los equipos, el veneno (que suele escasear) y personal, que ya venían contratados desde comienzos de año, hacer seguimiento a los casos graves y campañas pedagógicas. 

Estas jornadas se están haciendo en focos donde el mosquito crece: lagos, lagunas, alcantarillas, colegios y en general, cualquier lugar donde haya agua estancada. 

En Cali, han hecho el control de 54 mil sumideros y han visitado 250 mil predios de la ciudad, sobre todo en las comunas 14, 13, 18 y 6, donde hay más casos. 

La prevención funciona. Por ejemplo, Palmira en los últimos 15 días, logró reducir las cifras de contagio por dengue en un 68 por ciento gracias a las nuevas campañas de fumigación. 

Los retos están en que las dos enfermedades se trasmiten distinto y la forma de mitigarlas también son diferentes.  Por lo tanto, las medidas que toman las autoridades no se complementan. 

“Las acciones no me suman, el aislamiento social no me ayuda con el dengue”, le dijo Torres a La Silla. 

También es un reto porque ambos virus se propagan rápido. Cada larva del dengue puede generar 700 zancudos cada semana, y cada persona contagiada de coronavirus puede infectar a dos o tres personas más.  

Por eso el esfuerzo en combatir el dengue, que es más fácil, sigue siendo primordial para que no sigan creciendo los casos al tiempo que los de coronavirus.

    Periodista prueba

    Powered by