Para la consulta de la derecha, Duque se lleva a conservadores antiandrade


Anoche en la terraza de un hotel en Neiva quedó sellado oficialmente el apoyo de un grupo de conservadores huilenses antiandradistas a la campaña de Iván Duque, el candidato del uribismo.

Duque llegó sobre las siete de la noche acompañado de su jefe de debate Alicia Arango. En la mesa lo esperaba el exsenador José Antonio Gómez Hermida, que buscó hace unos días al candidato a decirle que se le querían sumar y que fundó hace 35 años al movimiento ‘Integración Conservadora’ en el departamento, una facción azul que no le copia al presidente del partido, Hernán Andrade.

“No hay quien nos pare a decirnos que no podemos estar con Iván Duque” gritó micrófono en mano Hermida en el evento al que fue La Silla Sur y al que le fueron unos 300 asistentes, contando líderes conservadores locales del movimiento, presidentes de juntas de acción comunal y espontáneos.

“Nosotros no estamos en la línea del partido Conservador y creemos que hay más conservatismo que partido”, nos dijo Gómez Hermida horas antes de arrancara el evento.“Ni Marta Lucía Ramírez ni Ordóñez nos buscaron a nosotros”, agregó.

En su discurso, Duque aprovechó para cortejar esos votos azules recordando que en sus tiempos de estudiante en la Sergio Arboleda, le dictaron clase conservadores purasangre como el exministro y fundador de esa universidad, Álvaro Gómez Hurtado y repitió varias veces la idea de que es un candidato de centro.

La carta de Gómez Hermida para la Cámara es el representante conservador Jaime Felipe Lozada, que se hizo elegir en 2014 con 20678 votos y se quiere reelegir.

Lo llamativo de este apoyo a Duque es que hace apenas una semana Lozada (que estuvo en la mesa principal junto a su mamá, la excongresista Gloria Polanco) selló una alianza con otros conservadores alejados de la casa Andrade como los del equipo político del exsenador Carlos Ramiro Chávarro (que también hacen parte de la Integración Conservadora), para apoyar entre todos a la candidata al Senado Esperanza Andrade, que está de frente con Marta Lucía.

Y el senador Andrade, como lo contamos, está jugando a la estrategia del cara y sello al tener a su hermana con Marta Lucía a otros aliados políticos con Ordóñez. 

 Por eso que Lozada estuviera anoche de anfitrión en el evento de Duque, deja en entredicho la “paz política de la dirigencia conservadora” como bautizaron medios locales el espaldarazo a Esperanza.

Las preguntas que deja la alianza

Un primer interrogante es si este apoyo de los azules le sirve más a Duque que a la ‘Integración Conservadora’.

Esto porque aunque es un movimiento tradicional y con fuerza sobre todo en el sur del departamento (donde también se quiere meter el candidato Germán Vargas), perdieron la gobernación en 2015 y no tienen ningún diputado en la Asamblea (los dos conservadores son de Andrade), ni concejales en Neiva.

Además el movimiento es minoría en el directorio departamental del partido porque de los cinco representantes elegidos, solo uno es de Integración, que es Moisés Murcia.

Es decir, hoy no tienen una estructura fuerte y por eso Hermida repitió varias veces en el evento que esperaban un “resurgir de la mano de Duque”.

El otro interrogante es si detrás de la alianza también se negoció un empujón de Integración para el candidato uribista del Huila al Senado, que es Ernesto Macías Tovar.  “Yo estoy con Macías, pero el movimiento está firme con Esperanza”, nos dijo Gómez Hermida.

El domingo se sabrá si esta desbandada de azules huilenses le va a ayudar a Duque a ganar.


Powered by