La engañosa defensa al PAE de Floridablanca


Esta semana el alcalde de Floridablanca, Héctor Mantilla, salió a dar explicaciones sobre los cuestionamientos que han rodeado la contratación del Programa de Alimentación Escolar en su municipio, que este año nuevamente quedó en manos de Mario Chica, el supercontratista de su administración.

Le aplicamos el detector de mentiras a 20 de las afirmaciones que hizo durante la rueda de prensa que citó el lunes. Al final encontramos que seis fueron verdaderas, cinco engañosas, cuatro falsas, dos debatibles, una inchequeable, una exagerada y la restante fue una verdad con salvedades.

Estas son las explicaciones.

 

"Floridablanca es el único PAE en el departamento(...)que no contrata interventoría(...)eso que ocurre en otros lados donde el interventor y el contratista se ponen de acuerdo para pasar facturas, o para ponerse a congraciarse los recursos(...)aquí nosotros no somos permisivos.”

Debatible
 

Explicación:

Si bien es cierto que varios casos de corrupción en la ejecución de proyectos se han presentado porque el contratista y la interventoría son aliados, prescindir de esa figura no es garantía de mayor transparencia. La razón está en que -cuando se contrata transparentemente- la interventoría vigila que todos los lineamientos de un contrato se cumplan al pie de la letra, alerta sobre irregularidades y las denuncia. Sin esa figura, en la práctica lo que sucede es que la entidad pública le quita el primer nivel de vigilancia a la ejecución de la plata. Además, si el contratista es aliado de la administración, con la figura de la supervisión, que es la que usa Floridablanca, también se corre el riesgo de que le pasen por alto faltas debido a que el que vigila es subalterno del mandario.

 

 

“Las calificaciones del PAE (en 2015) eran inferiores al 80% en cuanto a los reglamentos y requisitos y lineamientos del Ministerio de Educación”

Falso
 

Explicación:

En el Ministerio de Educación le explicaron a La Silla que en 2015 no había un sistema de calificación para la ejecución de los programas de alimentación escolar y que esa estrategia empezó a funcionar a partir de 2016.

 

"Recibimos un municipio donde no teníamos un solo centavo e inversión de menaje (neveras, licuadoras, platos, bandejas) en los colegios.”

Verdadero
 

Explicación:

Los restaurantes escolares de Floridablanca funcionaban con la dotación del operador de turno. Diseral, que fue la empresa que ejecutó el último contrato de 2015 -previo al cambio de administración-, una vez concluyó con la prestación del servicio, se quedó con todos los implementos que suministró para entregar la alimentación escolar.

 

"El convenio que firmaron en 2015 (para el PAE) aún hoy no ha sido liquidado por problemas en su ejecución y sus temas presupuestales. ”

Verdadero
 

Explicación:

Héctor Mantilla hace referencia al convenio que suscribió en 2014 la Alcaldía de Floridablanca con el Ministerio de Educación para cofinanciar en 2015 el Programa de Alimentación Escolar del municipio. Actualmente entre la Alcaldía y el Ministerio hay un cruce de versiones acerca de la plata que no se gastó y se debe devolver. Mientras que en Bogotá dicen que son $414 millones los que no están soportados, en la Alcaldía aseguran que la suma es de $103 millones. Debido a que no han llegado a un acuerdo el convenio no ha sido liquidado.

 

“En el 2016 (...) hubo dos convenios. El primero con la Corporación para el Desarrollo Social Tanai Jawa cuyo representante era el señor David Conde Calderón…un segundo convenio que se firmó con la empresa SAC de Colombia (...) cuyo representante es... Mario Rafael Chica ¡Primero en el que aparece él!”

Engañoso
 

Explicación: Si bien es cierto que Mario Rafael Chica aparece como representante legal del operador del PAE en Floridablanca solo hasta el segundo convenio que firma la administración de Héctor Mantilla (en agosto de 2016), no lo es que esta sea la primera vez que ese contratista aparece en la ejecución de ese proyecto en el municipio. Como contó La Silla, Chica acompañó la contratación de Tanai Jawa, y fue el gerente administrativo y operativo de esa corporación durante los seis meses que repartió la alimentación escolar allí.

 

“(A Mario Rafael Chica) no lo conozco”

Inchequeable
 

Explicación: Desde que La Silla contó la figuración de Mario Chica en los contratos del PAE en Floridablanca, Héctor Mantilla se ha mantenido en que no lo conoce más allá de haberlo visto en comités oficiales de seguimiento al programa. Lo mismo nos ha dicho Chica. Esas versiones contrastan con las que hay en el gremio de la alimentación escolar, pero como más allá de su aparición como recurrente contratista de ese municipio, no hemos encontrado pruebas de que Chica y el Alcalde se hayan encontrado en más ocasiones, no podemos chequear la veracidad de la afirmación de Mantilla.

 

“(En 2016) muchos dirán ¿por qué se firmo convenio? ¿por qué no se hizo licitación? Sí se hizo un proceso de convocatoria”

Cierto, pero...
 

Explicación:Es cierto que la Alcaldía de Mantilla envió invitaciones para los dos convenios de 2016 (en el primero, además de Tanai Jawa, invitaron a la Fundación Huellas de Afecto y Felicidad y a la Corporación Emprender Colombia; en el segundo, adicional a SAC, le ofrecieron participar a la Fundación Prosperar Colombia y a la Fundación Luz, ambas originarias de Sucre); sin embargo, los criterios que operan en una invitación no generan garantías de transparencia porque la entidad pública decide arbitrariamente a qué entidades ofrecerles la participación. En el caso de Floridablanca lo llamativo es que en las dos ocasiones solo decidieron presentar la oferta las corporaciones allegadas a Mario Chica, además, en el caso de la segunda convocatoria decidieron ignorar a Tanai Jawa, que era la que en principio tenía más experiencia para ejecutar el programa, algo que coincide con el momento en que ese contratista se distancia de la corporación.

 

“(Firmamos convenios con Tanai Jawa y posteriormente con SAC porque esa) era la única estrategia y herramienta que teníamos para exigir que ese operador que llegara de inmediato pusiera como parte de él todo el menaje en los colegios. ”

Falso
 

Explicación: En efecto, en los contratos que suscribió el municipio con Tanai Jawa y SAC de Colombia en 2016, ambas fundaciones donaron una porción de la dotación de los restaurantes escolares para el suministro del PAE. Sin embargo, contrario a lo que señala Mantilla, el manaje solo fue prioridad para el contrato de Tanai Jawa, en el caso de SAC solo pidieron dotación para 15 escuelas con una inversión equivalente a los $15 millones, y la prioridad fue la entrega de kits de higiene bucal que costaron $66 millones. Además, esa no era la única herramienta que tenía el municipio para garantizar ese suministro sin tener que invertir recursos propios. Un contratista del gremio y dos abogados expertos en contratación estatal le explicaron a La Silla que la Alcaldía -si hubiera licitado- hubiera podido incluir dentro de los factores de puntuación de esa convocatoria la donación de dotación.

 

(Firmamos convenios con Tanai Jawa y posteriormente con SAC) porque era la única manera para garantizar que desde el primer día de las clases de nuestros estudiantes recibieran los alimentos”

Engañoso
 

Explicación: La afirmación solo aplica para el caso de Tanai Jawa debido a que una licitación demora alrededor de 45 días y haberse tomado ese tiempo hubiera retardado la prestación del servicio en Floridablanca. Aunque ese contrato tuvo una duración de 115 días, y durante todo ese tiempo la Alcaldía pudo haber adelantado la licitación, no lo hizo. En su lugar volvió a entregar directamente el contrato del PAE, está vez a SAC de Colombia por 56 días, y a la postre repitió la fórmula en diciembre cuando le dio otro contrato a esa misma empresa para entregar los alimentos durante 44 días de 2017. Es decir, solo durante su primer año de gobierno Mantilla entregó sin que mediara un concurso público tres contratos que sumados alcanzaron los $6 mil millones.

 

“En este año incrementamos la cobertura a más de 13 mil estudiantes”

Verdadero
 

Explicación: La cobertura del programa de alimentación escolar en Floridablanca ha ido en aumento en la administración de Héctor Mantilla. En 2016 arrancó con 12.309 estudiantes y la licitación que se acabó de adjudicar beneficia a 13.280.

 

“(En 2016) Floridablanca obtiene un 83% en calificación de cifras del Ministerio de Educación en tres visitas que pueden ver ustedes ahí”

Engañoso
 

Explicación:El Ministerio de Educación realizó cuatro informes trimestrales sobre la ejecución del PAE en Floridablanca y las calificaciones fueron del 62% en los dos primeros, de 74% en el tercero y de 81% en el último. El promedio es de 69,7%.

 

“(La baja calificación inicial del 2016) no quiere decir que no se entregara el refrigerio”

Verdadero
 

Explicación: En los tres primeros informes trimestrales de 2016 del Ministerio de Educación no hubo hallazgos relacionados con el incumplimento en la entrega de refrigerios, hicieron referencia a que el operador estaba entregando menús que no eran acordes con la minuta patrón.

 

“En el año 2017 obtuvimos el 96 por ciento en la calificación del Ministerio de Educación”

Verdadero
 

Explicación:Los últimos dos informes trimestrales del Ministerio de Educación del año pasado dejaron a Floridablanca con 96 por ciento de calificación.

 

“(En la ejecución del 2017 no tuvimos) absolutamente nada (de quejas sobre) que no se entregara el complemento, que se entregara mal, que se le quitara alimentos a los niños”

Héctor Mantilla
Verdadero
 

Explicación:En efecto, durante el 2017 no hubo denuncias por deficiencias en la ejecución del PAE de Floridablanca. Los informes del Ministerio de Educación le dieron el visto bueno al programa.

 

“Hemos tenido diferentes contratistas, diferentes ejecutores del PAE”

Engañoso
 

Explicación: Durante los dos años y cuatro meses de gobierno de Mantilla, la Alcaldía ha adelantado siete procesos de contratación para la operación del PAE, de esos, cinco han quedado en manos de Mario Chica o empresas relacionadas con él. En Tanai Jawa -la primera- el gerente del proyecto fue Chica; con SAC de Colombia, que recibió tres contratos consecutivos, el representante legal fue Chica; en la licitación que se adjudicó el viernes pasado, volvió a ganar SAC. Las únicas dos excepciones estuvieron en la selección abreviada que se ganó la Unión Temporal de la Mano con Floridablanca en julio de 2017 para ejecutar el programa durante 65 días y la licitación de enero de este año por 33 días.

 

“En días pasados vimos, nos enteramos por los medios de comunicación, de unas observaciones del Comité Transparencia por Santander que nunca se radicaron de manera oficial al proceso… nos enteramos por un artículo de Vanguardia Liberal donde hablaba incluso de que el municipio por qué le daba puntos a los temas lúdicos, que por qué el municipio no puntuaba menús diferentes, o diferentes ampliaciones de los menús a las minutas que se aprobaban por el Ministerio de Educación”

Falso
 

Explicación: El Comité Transparencia por Santander formuló, según los documentos publicados por la misma Alcaldía en el sistema de contratación estatal, ocho observaciones a la licitación del Programa de Alimentación Escolar. Entre esas estaba las dos que señala Mantilla en su intervención: la solicitud de una explicación sobre por qué le estaban otorgando puntaje a la empresa que ofertara obras de teatro y el cuestionamiento por privilegiar el componente lúdico a la calificación de los menús, que describieron como la “columna vertebral” del proceso. Incluso, todos los requerimientos fueron respondidos por la administración.

 

“...Hacer eso (lo que pedía Transparencia de puntuar los menús) es una ilegalidad”

Debatible
 

Explicación: En las licitaciones de los programa de alimentación escolar hay 21 menús a los que no se les puede otorgar puntuación porque son los mínimos que debe cumplir cada oferta, es decir, cumplen la función de habilitar al oferente para que entre en la puja. Sin embargo, una administración puede pedir menús adicionales y otorgarles calificación para que los contratistas compitan y tengan factores de desempate una vez estén habilitados. En la observación que hizo Transparencia por Santander hace referencia al “ciclo de menús”, por lo que no es claro a cuál de los dos tipos de se refiere y si como dice el Alcalde le estaba pidiendo a la administración que le otorgara puntuación a los 21 que no se pueden calificar.

 

“En la licitación (de este año) se presentan nueve oferentes”

Exagerado
 

Explicación: En realidad se presentaron seis oferentes. Cuatro de ellos fueron uniones temporales (tres conformadas por dos empresas y una por tres).

 

“(Los oferentes) terminan peleando todos hasta el final”.

Falso
 

Explicación: De los seis, solo tres cumplieron con todos los requisitos habilitantes y pasaron a la etapa final del proceso, que es en la que se evalúa la mejor propuesta.

 

“En esta licitación (de 2018) fue tanto el rango de pelea que (...) con la misma plata y el mismo presupuesto (...) para poder ganar la licitación (los oferentes aumentaron la cobertura) en cien estudiantes más”.

Engañoso
 

Explicación: Si bien es cierto que al cierre de la licitación los tres oferentes habilitados ofrecieron aumentar la cobertura en 100 estudiantes, eso no obedeció a una puja espontánea como lo sugiere el Alcalde, sino a que la administración puso dentro de los factores de calificación la entrega de 200 puntos adicionales a las propuestas que incrementaran el número de beneficiarios en máximo ese número de estudiantes. Todos lo hicieron y por eso se ganaron los 200 puntos.

 

Powered by