El agridulce cierre de Marta Lucía en Santander


Floridablanca no suele ser el centro de grandes acontecimientos políticos, pero el fin de semana se convirtió en el lugar en el que Marta Lucía Ramírez cerró su campaña para consulta de la derecha en la que se medirá el domingo frente al uribista Iván Duque y al anulado exprocurador Alejandro Ordóñez. 

Aunque le llenaron una cancha, la alzaron e incluso le cantaron arengas, el evento no fue solo suyo. 

Ese mismo día dos candidatos al Congreso, que al igual que ella, están siendo impulsados por la maquinaria del alcalde de ese municipio, Héctor Mantilla, se pararon en tarima, mientras que a los conservadores no los dejaron figurar.

La maquinaria

Como lo ha contado La Silla, la fuerza de Marta Lucía Ramírez en Santander está concentrada en Floridablanca.

Es coordinada por el movimiento Renace Santander, el grupo político del Alcalde de Floridablanca, quien hace cuatro años fue el gerente de su primera campaña en el departamento y desde entonces ha sido uno de sus aliados. 

Ella asistió a su posesión en la Alcaldía a finales de 2015, y él puso varias cuotas de su grupo político en su gabinete.

Desde entonces, ese se ha convertido en su bastión en Santander.

La primera vez que mostraron la maquinaria que podían moverle, fue en un evento en agosto de 2017, cuando Ramírez iniciaba su recolección de firmas. 

Ese día, como contó La Silla, los presidentes de juntas de acción comunal movilizaron su gente en buses y llegaron delegaciones de algunos pueblos, coordinado a través de Renace..

La segunda, fue el domingo pasado, cuando en la cancha del barrio Molinos le reunieron a cerca de 4 mil personas.

Ambos son los únicos dos eventos grandes de los que la candidata tiene registro en su propia cuenta de Facebook, y la dinámica en los dos fue parecida. 

Además de la presencia de contratistas de la Alcaldía, los presidentes de juntas de acción comunal, y algunos grupos de los concejales de la cuerda del Alcalde se movieron. 

El presidente de Asojuntas Floridablanca, Juan Mario Ruiz, quien a su vez es enlace directo de la Alcaldía de Floridablanca con las juntas de acción comunal, le dijo a La Silla que él se encargó de la logística. 

Por ejemplo, asignaron un color de bombas para cada sector del municipio y aunque Ruiz lo negó, La Silla supo que se coordinó transporte para que la gente llegara al barrio Molinos, donde fue el evento y también hubo refrigerios. 

Además estuvo Claudia Ramírez, quien ha sido la secretaria privada del alcalde Mantilla desde que inició su gobierno, pero ha renunciado dos veces en los últimos cuatro meses en momentos políticos claves para su padrino. 

(La primera vez fue en octubre del año pasado para coordinar la recolección de firmas de Marta Lucía, y ahora renuncia cuando la campaña entró en recta final y falta coordinar el día electoral).

Le preguntamos si de nuevo estaba liderando Renace y qué hacía en el evento y evadió la pregunta diciendo que iba a terminar sus estudios. 

Con eso Mantilla honró su compromiso con Ramírez, quien no solo posteó la reunión haciendo alarde de los asistentes. 

Sin embargo, al tiempo la maquinaria de Renace Santander mató otros dos pájaros de un solo tiro.

El evento ajeno

Aunque en las fotos de Marta Lucía el evento parecía exclusivo, lo que sucedió fue diferente.

Además de su publicidad, el lugar estaba empapelado por la propaganda del senador de Cambio Radical, Bernabé Celis, y de la candidata a la Cámara liberal, Nubia López, esposa del actual representante del viejo PIN, Fredy Anaya.

Ambos son las cartas fuertes de Mantilla en la campaña por el Congreso, y también han estado dentro de las prioridades de su maquinaria. 

Como contó La Silla, a mediados de enero el grupo del Alcalde oficializó su apoyo a la liberal Nubia López con un evento multitudinario en el que fueron anfitriones varios aliados del Alcalde y además agradecieron constantemente a Jairo Mantilla, el papá del Alcalde. 

Y aunque al Senado tienen sus apuestas divididas entre los conservadores Eduardo Enriquez Maya, Esperanza Andrade y el senador de Cambio Bernabé Celis, lo fuerte que tienen que es la maquinaria de Floridablanca está jugada con el último. 

“El coordinador del directorio político de Marta Lucía, Bernabé y Nubia en Floridablanca es el Alcalde”, le dijo a La Silla un líder comunal del municipio. 

Si bien Ramírez y los dos candidatos no compartieron tarima al mismo tiempo, cada uno tuvo un espacio para hablar y alzar los brazos.

Incluso, así como Marta Lucía presentó el evento como el cierre de su campaña, Celis y López lo hicieron.

Además, a la candidata conservadora a la Cámara, Rubiela Vargas, aliada del senador nortesantandereano Juan Manuel Corzo, quien a su vez está de campaña con Ramírez, intentó ir al evento con su avanzada y la logística de Renace Santander no la dejó entrar.  

El desplante sirvió hasta para que el excongresista condenado por la yidispolítica, Iván Díaz Mateus, quien como ha contado La Silla, hasta ahora ha sido el mandamás de los conservadores en el departamento, le echara pullas al evento en su cuenta de Twitter.

En la campaña de Marta Lucía no nos respondieron si sabían de antemano que los otros candidatos iban a estar y el alcalde Héctor Mantilla
 nos negó tener alguna injerencia en la movida. 

El termómetro será el domingo cuando en Floridablanca las urnas digan los nombres de quienes se quedaron con los votos de esa maquinaria.


Powered by