Plazas Vega y la constitución baladí

Durante una reunión política con oficiales del Ejército Nacional, el candiato demostró que poco o nada le importa el ordenamiento jurídico, afirmando que era necesario  politizar las Fuerzas Armadas.

Este espacio es posible gracias a

Patrocinio

El candidato al Senado de la República por el Centro Democrático, coronel (r)l Luís Alfonso Plazas Vega, recordado por ser quien dirigió la retoma del Palacio de Justicia en 1985, y por haber afirmado ante las cámaras que lo que estaba haciendo durante la retoma era “defendiendo la democracia”, hoy llama a romper el orden constitucional y a desquebrajar la débil democracia colombiana.

 

Los miembros de la Fuerza Pública colombiana, históricamente y para evitar la imparcialidad electoral, se han mantenido distanciados de la política. Incluso la Constitución de 1991, en su artículo 219, lo contempla al señalar que “La Fuerza Pública no es deliberante; […]Los miembros de la Fuerza Pública no podrán ejercer la función del sufragio mientras permanezcan en servicio activo, ni intervenir en actividades o debates de partidos o movimientos políticos.

 

Sin embargo, esto parece ser un asunto de poca monta para el coronel (r) Plazas Vega. Durante una reunión política de campaña con oficiales del Ejército Nacional, el candidato demostró que poco o nada le importa el ordenamiento jurídico, afirmando que era necesario  politizar las Fuerzas Armadas. Este discurso fue grabado y allí se escucha claramente como, en compañía de su esposa, la senadora por el Centro Democrático Thania Vega de Plazas, llama a los militares a desconocer la Constitución y sumarse a la lucha política.

 

En un primer audio se escucha a Plazas Vega diciendo a los oficiales asistentes a la reunión que la lucha que deben dar los militares es la lucha política política: “lo importante mis amigos militares en este momento es la política. Si no ganamos la guerra política, miren a ver qué taxi van a comprar”, insinuándoles, además, que si el Centro Democrático no gana las elecciones, perderían todos los derechos adquiridos.

Acá el audio:

 

Más adelante, cuenta que para esa reunión había invitado a 90 oficiales, pero que su esposa, la senadora Thania Vega, quien estaba presente, le había asegurado que solo irían treinta, y que finalmente habían asistido sesenta oficiales del Ejército, con los que les manda a decir a los que no asistieron que las razones de un militar para no asistir a una reunión política son baladíes (sic): “es la única forma de comunicar, para que ustedes se lo digan con toda franqueza a los que no asistieron. Las razones para no asistir a una reunión política por parte de un militar son baladíes."

Acá el audio:

 

Deja mucho que desear un candidato al Senado y una senadora en ejercicio inviten a los militares a ignorar la Constitución y la ley. Si para el candidato y la senadora del Centro Democrático, la Constitución Política y la tradición democrática de Colombia es un asunto carente de importancia, o como él lo llama, un asunto baladí, ¿con qué criterio y bajo qué parámetros morales y legales piensa Plazas Vega ejercer como senador de la República?

 

Más adelante, el discurso se torna más fuerte. Plazas Vegas advierte que el candidato a la presidencia, Gustavo Petro, está llenando las plazas de las ciudades con personas que asisten a sus convocatorias, a diferencia de los militares que no hicieron presencia en la reunión que se desarrollaba, y acusa a todos los militares que no se sumen a su lucha política de ser apátridas y de faltar a su juramento de bandera: “y la guerra que se va a dar y la batalla que se va a dar es la batalla política, y el que no está dando la batalla política, así tenga todos los galardones y las condecoraciones es un apátrida (sic). El militar que no está dando la pelea política por la patria está faltando a su juramento de bandera y es un apátrida. (sic)”

Acá el audio:

 

De nuevo, el candidato convoca a los militares a desconocer la Constitución y entrar en el campo de la política. Pero esta vez va más lejos, ofendiendo el honor militar de nuestras Fuerzas, llamando apátridas a todos aquellos militares que, consientes de su obligación de mantener la soberanía y el orden público, y de no participar en política, asumen una postura no deliberante frente a la coyuntura electoral.

 

Causa mucha preocupación que oficiales de las Fuerzas Armadas estén asistiendo a reuniones políticas, cuando en 2014, la Procuraduría General de la Nación advirtió que por mandato constitucional, ningún integrante de la Fuerza Pública podía participar en política o hacer proselitismo político, pues ello implica un desequilibrio electoral, e hizo un llamado a candidatos a no vincular a funcionarios o miembros de la fuerza pública a tomar posiciones a favor de ningún candidato.  

 

Se vuelve necesario, entonces, que los organismos electorales y de control investiguen no solo la campaña del candidato Plazas Vega, sino las actuaciones de su esposa, la senadora Thania Vegas de Plazas, así como de los miembros de la Fuerza Pública que están participando en campañas de candidatos o partidos para las elecciones legislativas y presidenciales que se avecinan, y así, garantizar la mayor transparencia posible durante este proceso. 

 

 

 

      Periodista prueba

        Continúa Leyendo


      Powered by