El país más grande de Suramérica abrió sus puertas al foro social mundial “Resistir es crear, resistir es transformar”

Brasil realizó el foro social mundial, un espacio que recibió a 60 mil personas de 120 países reflejadas en 1500 colectivos para pensar nuevas sociedades. 

El encuentro internacional convocó a organizaciones y movimientos sociales que trabajan en pro de la construcción de sociedades justas, humanas y cercanas a las realidades propias de cada nación. Un espacio de debate y creación de nuevas apuestas para lograr la igualdad social desde las diversidades sobre las que están construidos los países. Un espacio para pensar otro nuevo mundo, para cuestionar y proponer modelos económicos y sociales diferentes, ante los ojo de muchos, un encuentro utópico donde las discusiones de los oprimidos, los discriminados y los empobrecidos por el sistema neoliberal se comprometen entre sí para ser fuertes en su lucha y poder incidir en sus países.

El foro social mundial se realizó en Salvador de Bahía, la tercera ciudad más poblada del país y fue en el marco de este encuentro que representantes de la clase trabajadora promovieron diversos debates por la defensa de las condiciones laborales y los impactos de la tercerización de los empleos en las economías locales y en este caso en la economía brasilera, teniendo en cuenta que el patrimonio de dicho país que comprende: la amazonia, el sistema pensional presal Petrobras, Electrobras y los bancos públicos como Banco do Brasil y Caixa Económica Federal estarían en peligro por las políticas neoliberales del gobierno actual.

“Resistir es crear, resistir es transformar” fue el lema que definió el desarrollo del encuentro que se realizó del 13 al 17 de marzo, y que se transformó el día 14, cuando  Brasil y el mundo conoció la noticia del asesinato de la líder social y política de las favelas de Rio de Janeiro, la y socióloga y concejala Marielle Franco, mujer negra, feminista, lesbiana y defensora de derechos humanos  que denunció los asesinatos de jóvenes negros en las favelas cometidos por policías, promovió el respeto por la diversidad sexual, la diversidad de cultos y de religiones de origen africana. Las mujeres asistentes al foro se movilizaron en el centro de Salvador, realizaron una asamblea y extendieron sus exigencias por el respeto al trabajo de las lideresas y el esclarecimiento de la muerte de Marielle Franco ante medios de comunicación y organizaciones que velan por la protección de líderes. La muerte de Marielle Franco fortalece la lucha de las mujeres, así lo afirmo Cris Barros del Circulo Palmarino, entidad nacional del movimiento negro brasileño.

Durante el desarrollo del foro y las conversaciones informales con los asistentes, se conocen los análisis críticos al sistema neoliberal que prevalece en el mundo, reflejado en la dominación y la exclusión de algunas sociedades y de grupos poblacionales que contribuyen al desarrollo de los países pero que eso no les da derecho a salir del estado de empobrecimiento en el que el mismo sistema insiste en mantenerlos.

El foro confirmo la solidaridad entre los pueblos, la unión de las luchas de los trabajadores, de las mujeres, de la gente negra, de las personas pobres del mundo, de quienes reclaman su territorio, la resistencia de quienes entienden que solo resistiendo se logra la transformación, solo resistiendo se contribuye a   la erradicación de todas las formas de exclusión y empobrecimiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yancy Castillo Jimenez
Yancy Castillo Jimenez
Consultora
117 Seguidores80 Siguiendo

0 Debates

12 Columnas

Este espacio es posible gracias a

Patrocinio

    Powered by