Entre Char y su partido, Verano escoge a los rojos

Entre Char y su partido, Verano escoge a los rojos

Para que el liberal Eduardo Verano llegara a ser en 2015 por segunda vez gobernador del Atlántico fue determinante el apoyo de los Char de Barranquilla que, a cambio, recibieron importante burocracia en la Gobernación, como lo revelamos en La Silla Caribe.

Por ello, desde aquel momento estaba cantado que para estas presidenciales el grupo de Verano se vería en la disyuntiva entre respaldar el candidato del liberalismo o el de sus aliados de Cambio Radical. Eso ya se resolvió.

Averiguamos con diez fuentes conocedoras y el grupo de Verano respaldará por completo al candidato del trapo rojo Humberto de la Calle.

Eso es importante porque el veranismo controla la Gobernación del Caribe que más votos pone.

Por ejemplo, hace tres años para elegir mandatario atlanticense votaron poco más de un millón de personas de las cuales 350 mil respaldaron a Verano (que en todo caso no sacó más votos que su colega de Bolívar, el también liberal Dumek Turbay, quien con 418 mil apoyos no tenía encima ningún dilema para respaldar a De la Calle).

Más allá de la Gobernación, el Atlántico es el departamento con mayor potencial electoral de la región. En las pasadas legislativas fue el único que superó el millón de votos y, a partir del próximo 20 de julio que arranque el nuevo Congreso, será de todo el país el que más tiene senadores oriundos.

Y aunque en la movida de todo ese poder son clave sobre todo los Char, la decisión del movimiento del Gobernador importa teniendo en cuenta lo difícil que ha sido mantener a todo el liberalismo unido con De la Calle.

El Verano de Char

Luego de que lo ayudaran con votos a vencer en una reñida puja a Alfredo Varela (el hoy director de cormagdalena y en ese entonces candidato a la Gobernación con el aval de la Alianza Verde y de La U), Verano le dio a los Char representación en la Gobernación con cuatro entidades.

Éstas son: las secretarías de Cultura, Educación e Interior y la Junta Especial Ciudadela Universitaria.

Eso fue una movida de poder importante en el Atlántico porque de esa manera por primera vez los Char, que controlan la Alcaldía de Barranquilla desde 2008, lograron poner un pie en la Gobernación del Atlántico.

Desde entonces, Verano es considerado un mandatario más en la lista de políticos del Caribe aliados de los Char.

Esa alianza es a tal punto que, como también lo contamos, lo que nos dicen nuestras fuentes es que quien manda en las secretarías de los Char en la Gobernación es sobre todo el alcalde Álex Char y no el Gobernador.

Verano también, por ejemplo, fue el único liberal que -junto al exministro Alfonso Gómez Méndez-  asistió  a la ceremonia de renuncia de Germán Vargas  a la Vicepresidencia.

Además de esto, Verano, como también hemos contado en La Caribe, ha tenido un pie en eventos del vargasllerismo y otro en los del liberalismo.

Un ejemplo de esto ocurrió en el 2015 cuando, mientras la Federación Nacional de Departamentos -que en ese entonces la dirigía el liberal Amylkar Acosta- organizó un evento con los mandatarios del Caribe en Barranquilla, Álex Char tenía un evento paralelo en su propia casa.

Verano fue el único que asistió a ambos eventos; algo que ya había sucedido días antes en Villavicencio.

Estas señas hacían pensar que el Gobernador, al llegar la hora cero, se inclinaría por el candidato de los Char  y no por el candidato del partido en el que lleva más de 30 años militando.

Pero, esto no es así.

Partido antes que Char

Según nos lo dijeron tres personas del grupo de Verano con las que pudimos hablar, ellos y la mayoría de su círculo están metidos de lleno en la campaña de Humberto De la Calle.

Verano, como coincidieron las diez personas con las que hablamos en la construcción de esta historia, es un hombre de partido y siempre ha apoyado a candidatos liberales, incluso en las pasadas elecciones legislativas.

Prueba de ello es que parte de su grupo político estuvo en la campaña del representante Mauricio Gómez Amín, quien dio el salto al Senado con la segunda mayor votación del partido: 103.301 votos.

Una muestra de esto es que el gerente administrativo de la campaña de Mauricio Gómez fue un abogado llamado Juan Carlos Gómez. Gómez es hijo de Gerardo Gómez, quien es conocido en la Barranquilla política por ser una de las personas del círculo de Verano. De hecho, Gómez ha trabajado como asesor de la Gobernación en sus dos administraciones.

Otros de los veranistas que estuvieron en la campaña de Mauricio Gómez fueron el concejal Ernesto Aguilar y su padre el exsecretario de Hacienda de Barranquilla Francisco Aguilar, quien ha trabajado con Verano desde hace más de 20 años y que, de hecho, es uno de los principales organizadores de la campaña de De la Calle.

“Aquí ningún liberal puede decir que Verano no lo apoyó, a todos los ayudó”, nos dijo otro político liberal con el objetivo de mostrarnos que el veranismo no sólo estuvo con Gómez, sino que también apoyó a Horacio José Serpa (hijo de Horacio Serpa de quien Verano es amigo) y Laura Fortich, sobrina y heredera política del capturado senador Álvaro Ashton.

Sin embargo, hasta donde pudimos averiguar con tres personas que trabajan en la Gobernación, nunca hubo una directriz que indicara por qué candidato debían votar los funcionarios y contratistas de la entidad que maneja Verano.

Una de las fuentes que nos habló nos explicó que esto se debe a que: “Verano no es un tipo que se ponga a llamar a la gente. Él deja que la gente coja pa’ donde quiera”. Eso afirmaron, también, dos personas más que conocen la movida política de la región.

Así, todas las personas con las que hablamos coincidieron en que más allá de que Verano haya llegado a la Gobernación con la ayuda de los Char y les haya dado una gran participación como forma de pago, el acuerdo que hicieron no llegaba hasta las presidenciales.

“En la Gobernación hay cuatro entidades que uno puede reconocer directas de Char, por lo que Verano permitirá que eso se mantenga y siga la línea de ellos. Verano no va a hacer lo que Char le indique”, nos dijo un político que conoce la movida de la región.

Otra persona, que conoce por dentro el grupo liberal del Gobernador y que accedió a hablarnos off the record para, así, evitarse problemas, afirmó también que “Verano le ha pagado todo a los Char, la deuda que tenía no va a las presidenciales”.

Por ahora, es claro que el grupo de Verano, y en general todo el liberalismo del Atlántico (con excepción de un pequeño grupo que está con Gustavo Petro), está metido de lleno en la campaña de Humberto De la Calle.

Un apoyo que es importante, pues así su campaña cuenta con el respaldo de los grupos que controlan las dos Gobernaciones más grandes del Caribe (Atlántico y Bolívar); un factor que podría ayudar no sólo a De la Calle, sino, también, al Partido Liberal que, en caso de que el exnegociador de La Habana no llegue a segunda vuelta, tendrá estas dos cartas en el Caribe para cotizarse mejor con otros candidatos.

    Periodista prueba

      Continúa Leyendo


    Powered by