La apuesta de Petro: moler a Fajardo


Para llegar a la segunda vuelta, Gustavo Petro tiene un objetivo: quedarse con los votos de Sergio Fajardo. Lo intentará hacer metiéndose en la región paisa y polarizando la campaña entre él y un candidato de derecha que le quite espacio a las opciones de centro.

Así podría el candidato de la Colombia Humana conseguir los 700 mil votos que después de la consulta del domingo le hacen falta para alcanzar los 3,5 millones que necesita para vencer el 27 de mayo.

Regiones paisa y llanos, los nuevos escenarios

Las oportunidades que tiene Petro para crecer están en las regiones en las que, a pesar de que la derecha es fuerte y él obtuvo una baja votación con respecto a Iván Duque, también hay una centro-izquierda que pretende cautivar.

 

Los resultados del domingo muestran que las zonas donde se dan esas condiciones son la paisa y el oriente del país, donde las listas a Senado del Polo, los verdes y la Farc sumaron 1,1 millones de votos. Y Petro sacó allá en la consulta 314 mil. (Aclarando que los dos primeros no trabajan en conjunto con el partido de la exguerrilla y que los votos de ésta no son potenciales de Fajardo, pero sí pueden sumarle a Petro).

“Él, por ejemplo, todavía no ha ido al Eje Cafetero, y creemos que allá hay unos votos interesantes”, nos dijo Jorge Rojas, encargado en la campaña de las relaciones políticas.

Aunque en Antioquia, Caldas, Quindío y Risaralda, en conjunto, Iván Duque casi quintuplicó los 196 mil votos de Petro en la consulta, las listas al Senado del Polo, los verdes y la Farc sumaron allí 819 mil votos, que Petro piensa disputarles a Fajardo y a Humberto De la Calle, que provienen de allí.

En el Oriente (Arauca, Casanare, Guainía, Vichada, Guaviare, Meta y Vaupés) Petro también perdió con 67 mil votos contra Duque, pero las listas de esos tres partidos sumaron 345 mil (5 veces más), que los ponen sobre todo Meta y Casanare, donde Rojas nos dijo que también irán a hacer campaña.

En cambio, en el Sur, los Santanderes y el centro (excepto Bogotá), donde Petro también perdió con Duque, es más difícil aplicar esa estrategia.

En el primero (Amazonas, Caquetá, Huila y Putumayo) porque las listas de verdes, Polo y Farc obtuvieron en conjunto menos votos que el exalcalde en la consulta, lo que le quita a él potencial de crecer a punta de las bases de esos partidos.

Y en los santanderes y el centro (Cundinamarca, Boyacá y Tolima) porque la diferencia entre los votos de Petro y la de esas listas fue mínima.

En todo caso, Petro también mantiene la apuesta por reforzarse en donde ya demostró que tiene votos, como el Pacífico, el Caribe y Bogotá, donde obtuvo el domingo más votos que Duque.

En Bogotá, en particular, se lamentó de haber obtenido “una mayoría débil” (sólo le sacó a Duque 61 mil votos) y afirmó que “hubo una falla” en la estrategia del domingo.

Y es que Petro obtuvo en la ciudad 678 mil votos, menos de los 720 mil con los que ganó la Alcaldía en 2011, lo que refuerza la idea de que llegó a su techo y le es difícil romperlo.

En la ciudad (aunque creen que sacaron más votos pero que es imposible saber cuántos después de las denuncias por la no digitalización de los formularios que llenaban los jurados) piensan capitalizar más el antipeñalosismo, nos dijo Daniel Rojas, compromisario de Progresistas, pero de todas formas consideran que es estratégico ser efectivo en las nuevas regiones.

Y eso será más efectivo si se polariza la campaña, ya que ante un panorama de ese tipo los votantes del centro y centro-izquierda pueden ver tambalear a Fajardo y preferir a un Petro que pinte más viable.

Según nos dijo Jorge Rojas, en la campaña ven que Duque o Germán Vargas (pero sobre todo el primero) terminará captando las fuerzas de la derecha y la campaña se terminará definiendo por las posiciones firmes que plantee cada candidato desde su extremo.

En un foro ayer en Camacol, de hecho, los candidatos del Centro Democrático y de Cambio Radical coincidieron en que era necesario derrotar a quien representaba “el modelo venezolano”.

Por eso, agregó Rojas, “en lo que sigue, las medias tintas no funcionarán”.

Fajardo, contra la pared

Las estrategias territorial y política que se proponen los petristas amenazan a Fajardo.

Parte de la fortaleza del candidato de la Coalición Colombia es en la región paisa que ahora Petro pretende sonsacarle, pues es allá donde ha hecho su carrera como alcalde y gobernador. En Antioquia y el Eje, el Polo y los Verdes sacaron 800 mil votos, casi la mitad de todo su caudal.

Y en cuanto a la estrategia discursiva, Fajardo, que le apuesta a mantener una narrativa conciliadora, tendrá el desafío de hacerse oír en un escenario de alta confrontación.

En otras palabras, mientras Fajardo rechaza las invitaciones de Petro a unírsele (que en la campaña insisten en que son genuinas porque quieren evitar que la derecha gane), el candidato de izquierda puede terminar sonsacándole los votos.


Powered by