Las cifras que importan el próximo domingo


Sobre el impacto para las presidenciales de lo que suceda el 11 de marzo en las legislativas hay mucho mito y lo que han mostrado elecciones legislativas y consultas anteriores es que no necesariamente un desempeño formidable de un partido se refleja luego en el candidato en las presidenciales o que los votos que se consiguen en una consulta son un indicador de lo que sacará luego en primera vuelta. Sin embargo, este domingo las siguientes cifras serán reveladoras:

390.000

votos es el umbral

Varios expertos en política consultados por La Silla calculan que esa es la cantidad mínima de votos que necesitará un partido para tener representación en el próximo Congreso. El partido que los logre, elegirá mínimo 3 miembros.

 
-1’500.000

votos para la consulta de la izquierda y lista sin umbral

La consulta de la izquierda tiene menos incentivos que la de la derecha porque el triunfo de Gustavo Petro parece cantado dado que su rival tiene muy poca proyección nacional, y es una consulta que contará con escasa maquinaria (salvo la eventual que ponga la alcaldía samaria). Pero aún así, si Petro no logra superar el millón y medio de votos, su imagen de inevitabilidad para estar en la segunda vuelta se desinfla y se le abre un espacio interesante a Humberto de la Calle, que resucitaría como una alternativa más viable para la izquierda, y a Sergio Fajardo, como alternativa de centro.

Antanas Mockus, que ha sido el candidato con más baja votación en pasar a segunda vuelta, lo hizo con el 21 por ciento de los votos en 2010. En las últimas elecciones presidenciales, hubo 12,8 millones de votos válidos y en esta se calcula que por el aumento de la población habrá un poco más de 14 millones. Es decir, que el que saque mas de 3 millones de votos (el 21 por ciento de 14 millones) en la primera vuelta tiene un alto chance de pasar a la segunda porque es el mismo escenario fragmentado que en 2010.

Teniendo ese ejemplo de Mockus en mente, a Petro le tocaría duplicar su votación en dos meses, algo que no es tan fácil teniendo en cuenta el techo que tiene porque se le asocia con el castrochavismo y porque tendrá a todo el Establecimiento en contra.

Cualquier cifra por encima de este número, lo mantiene en el juego. Si saca más de 3 millones, Fajardo y De la Calle necesitarían un super esfuerzo para pasar a la segunda vuelta.

 
+ 4’000.000

para la consulta de la derecha

Así como no existen incentivos para votar en la consulta de izquierda, sí los hay para la de derecha pues Marta Lucía Ramírez e Iván Duque están en un cabeza a cabeza y tanto los uribistas como algunos antiuribistas podrían tener razones para participar en ella. Por eso, es posible que gente que vote en la consulta no piense votar por ninguno de los tres candidatos en mayo en la primera vuelta presidencial.

Aún así, si sumados los votos, esta consulta logra más de 4 millones de votos tiene chances altos para pasar a la segunda vuelta no solo por el impulso que le dará la consulta al candidato o candidata que gane sino porque los congresistas que estén pensando hacia dónde mover sus votos tendrán un incentivo para hacerlo hacia las toldas de Uribe con esta votación. Y porque, en todo caso, así perdieran el 20 por ciento de los votos, seguirían teniendo los suficientes para aspirar a la Presidencia. Esto, claro, si en el camino no les pasa algo que se desinfle. Noemí Sanín, por ejemplo, sacó en la consulta más de 1,1 millones de votos y en las presidenciales no llegó a los 900 mil, en parte por su mal desempeño en los debates.

Por el contrario, si sacan menos de 2,5 millones de votos, Germán Vargas tendría un espacio muy grande para convertirse en el candidato de la derecha.

También será clave la proporción de los votos que saque la derecha vs. la izquierda pues pocas veces se han enfrentado tan abiertamente en un mismo día.

 
18

curules

Es el número de sillas que traerían de nuevo y por la puerta grande a Germán Vargas al juego electoral. Su campaña le está apostando con toda a que Cambio Radical sea el mayor elector de las legislativas como lo dijo el aspirante al Senado Rodrigo Lara. Actualmente tienen 9 senadores y su ambición es duplicarlas. Si las duplican, significa que sus caciques lograron sacar a votar a más de 2 millones de votos.

Aunque, como quedó demostrado cuando Rafael Pardo sacó 398 mil votos en 2010 un par de meses después de que su partido Liberal acababa de sacar más de 1,7 millones, no necesariamente hay una correspondencia entre una y otra elección. Sobre todo porque ya con la curul asegurada, los políticos hacen un cálculo de quién será el próximo presidente y ponen su maquinaria a su servicio.

Por eso, si los caciques de Vargas sacan menos de 2,5 millones de votos y la consulta uribista lo supera con creces su viabilidad se verá seriamente afectada. Si logra una buena votación, seguirá en la jugada.

 
+400.000

votos

Para la Farc, significa que el nuevo Partido habría tenido suficientes votos propios para pasar el umbral y tener tres senadores en el Congreso. Ellos dicen que aspiran a 2 millones. Pero si logran los 400 mil significaría que, más allá del odio y animadversión que sienten ciertos sectores hacia ellos, tienen una base con la cual contar para las elecciones de 2019 que son las que les importan. Si sacan menos de 100 mil se ratificaría la idea de que no representan a casi nadie.

 
 

  Continúa Leyendo




Powered by